¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Presidente ordena que personas con discapacidad no sean excluidas del censo

El presidente Juan Manuel Santos le salió al paso a la polémica que se había generado por la ausencia de preguntas que permitan contabilizar y caracterizar a la población en condición de discapacidad en el censo programado para el próximo martes.

Mauricio Perfetti, director del Dian. /

El director del DANE, Mauricio Perfetti, recordó esta mañana en Caracol Radio que el próximo martes empezará un nuevo censo nacional para determinar cuántos colombianos somos y cómo vivimos. Explicó que el censo tendrá dos momentos: dos meses de recolección electrónica de información y tres más en que habrá visitas puerta a puerta en todo el país. 

Además, Perfetti habló sobre la polémica surgida en redes sociales por una supuesta exclusión del censo que sufrirían las personas en condición de discapacidad. Explicó que eso no es cierto, aunque reconoció que falta presupuesto para hacer preguntas más específicas sobre esa población. 

El censo 2018, a diferencia de los pasados, se hará en dos etapas. La primera iniciará el próximo martes 9 de enero y se extenderá por dos meses, hasta el 8 de marzo. Durante ese lapso, todos los colombianos podrán responder el cuestionario censal vía web, "para facilitar el llenado y para utilizar de manera eficiente la tecnología para recoger la información. Luego, nos tomaremos dos semanas para hacer la geocodificación de quienes respondieron el electrónico, antes de que salgamos, en abril, a recoger la información vivienda a vivienda", dijo el director del DANE. 

El censo electrónico, que empieza la próxima semana, estará abierto a todos los colombianos; el llenado será obligatorio para los empleados del Estado, de cualquier orden o nivel, y voluntario para los particulares. Para hacerlo, la persona debe acceder al sitio exclusivo dedicado al censo, inscribirse, dar una cuenta de correo electrónico a la que le llegará un código con el cual accederá al formulario electrónico. Se puede hacer en un computador, una tableta o un teléfono, puede llenarse de una vez, o bajarse el formulario, completarlo por momentos y volverlo a subir cuando esté terminado. 

"Hay una serie de validaciones internas mientras se va llenando el cuestionario, para saber que la información sea correcta, si no, no se deja continuar con el llenado. Por ejemplo, apenas se entra al formulario se validan nombre y cédula, si eso no coincide, según la base de la Registraduría, no se deja continuar el proceso. Además, hay protocolos de seguridad para el uso de la herramienta", dijo Perfetti en 6 AM de Caracol Radio. 

Sobre la segunda parte del censo, la visita casa a casa, el director del DANE dijo que, como en el 2005, no será con inmovilización general, sino que se hará durante un periodo extendido, de tres meses, y con notificación previa a los hogares sobre cuándo va a ir el censista. "La notificación llegará por lo menos con dos días de anticipación, para que en el hogar acuerden quién va a dar las respuestas y solicitar al empleador el tiempo, ya que la ley obliga a que los colombianos le respondan al DANE. Quien haya hecho el cuestionario electrónico también será visitado, pero en ese momento simplemente mostrará el código de su formulario y no deberá atender toda la visita; sí tendrá la oportunidad de cambiar información si es necesario". 

Esa operación puerta a puerta durará tres meses, hasta finales de junio, por lo que al final de julio o inicios de agosto estarán los resultados nacionales consolidados. 

Esos resultados darán información actualizada sobre temas como disponibilidad o déficit de vivienda, personas que las habitan, conformación de los hogares, tasas de natalidad y de mortalidad, migración, atención a necesidades básicas, niveles de educación, autorreconocimiento étnico y población con diversidad funcional. 

A propósito de este último punto, el director del DANE se refirió a la polémica en redes sociales sobre una supuesta exclusión del censo a las personas con discapacidades. Dijo que no es cierto, pues todos pueden contestar sobre ese asunto vía electrónica y porque preguntas al respecto sí estarán incluidas en los formularios para las visitas a los hogares. 

Sin embargo, reconoció que falta presupuesto para ahondar en preguntas más específicas sobre cómo viven las personas con discapacidad. Esos recursos los espera Perfetti del Ministerio de Salud, entidad a la que se los solicitó con una carta que se filtró en redes y que originó la mencionada polémica.

Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos le salió al paso a la polémica que se había generado por la ausencia de preguntas que permitan contabilizar y caracterizar a la población en condición de discapacidad en el censo programado para el próximo martes.

El mandatario publicó en su cuenta de Twitter una orden directa al Departamento Administrativo Nacional de Estadística, entidad encargada del estudio.

Cargando