¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

EEUU CUBA

Rechazan apelación a cubanos que treparon faro en EEUU para no ser deportados

Una corte federal en Miami rechazó la apelación que presentaron los abogados de 17 inmigrantes cubanos que el año pasado treparon un faro cerca a los Cayos de Florida y que alegaban que tenían derecho a quedarse en el país argumentando que ese sitio es territorio estadounidense.

Según informó hoy a Efe Ramón Saúl Sánchez, presidente Movimiento Democracia, los jueces rechazaron el viernes los argumentos presentados por la defensa, según los cuales el faro American Shoal Light, a unos 11 kilómetros de Cayo Hueso, es territorio estadounidense, además de que la complejidad del caso requería una "perspectiva" distinta.

En mayo de 2016, una veintena de cubanos que viajaba a bordo de una embarcación que se hallaba en las inmediaciones del archipiélago de los Cayos de Florida se subió a la torre del faro American Shoal Light, erigida en el mar, al ver que se aproximaba una patrulla de la Guardia Costera.

Los cubanos, que se mantuvieron en un buque bajo custodia de la Guardia Costera hasta que fueron trasladados a la Base Naval de Guantánamo, alegaban que tenían derecho a acogerse a la Ley de Ajuste Cubano de 1966.

Según la política "pies secos/pies mojados", contenida en esa ley y vigente en ese entonces, los cubanos que tocaban territorio en EE.UU. se podían quedar en el país, pero aquellos que eran interceptados en el mar antes de alcanzar la costa eran deportados a la isla.

Siete de ese grupo fueron enviados de vuelta a Cuba, al desestimar la Justicia estadounidense que fueran admitidos en el país, mientras que otros 17 lograron en agosto, tras un año de permanecer en la Base de Guantánamo, ser acogidos en Australia, en el marco de un acuerdo migratorio suscrito con Estados Unidos durante la Administración de Barack Obama.

Este grupo de 17 cubanos, que "trabajan y están haciendo su vida en Australia", señaló Sánchez, presentó una apelación a través del equipo legal del Movimiento Democracia, que encabeza el abogado Benedict Kuehle, con el fin de que el juez reconsidere la decisión judicial y logren la admisión en Estados Unidos, donde tienen a sus familiares.

"La división familiar es la gran tragedia de las familias cubanas", manifestó Sánchez.

Tras una audiencia oral hace tres semanas, la corte desestimó el viernes las tesis de la defensa, una de las cuales alegaba que la Guardia Costera procedió según sus manuales internos y no tomó en perspectiva que éste era un caso "complejo".

"Aunque es una decisión adversa, porque no podrán verse con su familia en Estados Unidos, al menos lograron que vivan en libertad", dijo el presidente del Movimiento Democracia, quien señaló que con esta decisión ellos dan por concluida la batalla legal.

Sánchez señaló que los 17 cubanos están agradecidos con las autoridades estadounidenses, que permitieron que se quedaran en Guantánamo, con sus abogados, que actuó pro bono, y con el Gobierno de Australia.

Cargando