¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

GUATEMALA ABORTO

Diputada feminista de Guatemala apela uso de manual sobre derechos sexuales

La diputada feminista del partido opositor Convergencia, Sandra Morán, presentó hoy una apelación ante la Corte de Constitucionalidad (CC, máximo tribunal) de Guatemala en contra de la resolución de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que prohíbe el uso de un manual sobre derechos sexuales y reproductivos.

El documento "Derechos humanos, derechos sexuales y reproductivos y atención de embarazos en niñas y adolescentes", elaborado por la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) en 2015, fue considerado como "promotor del aborto" por la Asociación la Familia Importa (AFI), quien accionó en contra de su distribución en junio de 2017.

Sin embargo, Morán aseguró al presentar la apelación ante el máximo tribunal constitucional que el texto "no hablaba de una promoción del aborto, aunque sí lo mencionaba tal y como lo hace la propia Constitución de la República".

La legislación penal guatemalteca permite proceder con el aborto únicamente cuando la vida de las madres se encuentre en riesgo, mientras que la Carta Magna establece que la vida se debe proteger desde la gestación.

"El manual de lo que habla es de la educación sexual que tanta falta hace al país y si se prohíbe esto sería un retroceso y dificultaría la labor del PDH", mencionó la congresista.

Para el director jurídico de la AFI, José Estuardo Córdova, el documento "sí habla del aborto como un derecho humano", aunque no precisó en qué parte del mismo, pues no tenía el texto a mano.

En su resolución del pasado 8 de diciembre -dada a conocer este martes-, el Supremo ordenó el cese de la presentación y distribución del manual por supuestamente "fomentar el aborto o las prácticas abortivas".

La CSJ también ordenó al ombudsman Jordán Rodas Andrade "contrarrestar los efectos que la distribución del material haya podido tener", mediante la repartición de otro material "que sea congruente con los derechos garantizados por la Constitución" guatemalteca.

Según el manual, Guatemala mantiene una tasa de muerte materna de 153 mujeres por cada 100.000 nacidos vivos, la segunda más alta en Latinoamérica, por lo que la responsabilidad del Estado "debe ser cuestionada por omisión en tanto que se violentan sus derechos a la salud, la educación sexual y a la vida, entre otros".

Los últimos datos disponibles señalan que durante el pasado año más de 600 niñas guatemaltecas dieron a luz producto de agresiones sexuales, mientras que el Registro Nacional de Personas contabilizó entre enero y marzo de 2016 un total de 687 nacimientos de madres con edades de entre los 10 y los 14 años.

Cargando