¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU ARTE

Acuario de EEUU educa con arte hecho de basura sobre la contaminación marina

Con esculturas de animales y plantas marinas hechas de botellas plásticas, fichas de juguete, botones y otros desechos, un acuario en Florida (EE.UU.) inauguró una muestra que educa y llama la atención sobre la contaminación de los océanos.

"Si el mar es un tesoro por qué lo ensuciamos", se pregunta el Laboratorio Marino y Acuario (MOTE, en inglés), en la ciudad de Sarasota, en la costa oeste de Florida, que exhibe "Sea Debris" (Desechos marinos) en asocio con el proyecto comunitario Washed Ashore, de Oregón.

La exposición de siete piezas fue inaugurada esta semana y se mantendrá hasta el próximo 15 de junio, explicó a Efe la portavoz de MOTE Shelby Isaacson.

Al reseñar que cada persona genera a diario en promedio 4,4 libras de basura, los organizadores invitan a los turistas y residentes a no tirarla a los océanos a partir de esculturas hechas con botellas, vasos de poliestireno expandido, chancletas, mallas de pescar, juguetes y toda clase de plásticos.

Así, los espectadores podrán conocer a la tortuga Natasha y al tiburón hembra Greta, hechas con basura recogida en las costas de Oregón y transformadas en arte por Washed Ashore.

Las esculturas de hasta 4,5 metros de altura (15 pies) "fascinarán a todos aquellos que buscan soluciones creativas para el desafío de los desechos marinos", señala el acuario.

Washed Ashore, un proyecto de arte sin fines de lucro, fue fundado en 2010 por la artista y educadora Angela Haseltine Pozzi en Bandon (Oregón) para concienciar sobre el impacto de la basura en la fauna y flora marina.

La iniciativa ha procesado toneladas de contaminación plástica de las playas del Pacífico para crear arte "monumental que está despertando los corazones y las mentes de los espectadores de la crisis global de desechos marinos", según Washed Ashores.

"Los productos de plástico en el agua de mar pueden descomponerse en microplásticos diminutos que pueden ser tragados por animales marinos", señala la campaña educativa y exhibición "Sea Debris".

Las redes de pesca abandonados, así como el nailon utilizado para esa actividad, pueden enredarse o ser ingeridos por animales como tortugas marinas, delfines y otras especies marinas, lo que puede causar lesiones o incluso la muerte.

Cargando