¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LATINOAMÉRICA INDÍGENAS

Democracia de A.Latina se pone a "prueba" ante diálogo con pueblos indígenas

Los Gobiernos de Latinoamérica deben entablar un diálogo con los ciudadanos de los pueblos originarios a fin de evitar el debilitamiento de su democracia, manifestó hoy a Efe el secretario técnico del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (Filac), el guatemalteco Álvaro Pop.

El representante acude a la reunión Subregional de Pueblos Indígenas de Centroamérica y México en la capital panameña, junto a otros líderes, donde se busca diseñar un Plan de Acción Regional que promueva los derechos de los pueblos originarios, que se señalarán mediante el diálogo y consulta en tres reuniones.

"La consulta y el diálogo con pueblos indígenas verdaderamente va a poner a prueba la democracia de Latinoamérica. Si los Estados y gobiernos son incapaces de dialogar con sus originarios, y si estos no encuentran un mecanismo ágil con resultados vinculantes, sus democracias podrán debilitarse aún más", expresó el guatemalteco.

Esta preocupación se manifiesta, según Pop, porque a este grupo de la población se les aleja de las decisiones cívicas que necesita un Estado, creando a su vez democracias segmentadas.

"Esto se vuelve democracia de sector, funciona para alguno, pero no para otro; lo que realmente están haciendo es crear ciudadanos de primer nivel, de segunda nivel, o los no ciudadanos como es el caso de los pueblos indígenas", señaló el portavoz del ente multilateral.

Además, precisó que esta primera reunión preparatoria es previa a la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Guatemala en 2018 y en la que participarán líderes de pueblos autóctonos que identificaron varias inquietudes que plantearán dentro del plan de acción.

Entre ellas, la criminalización por luchas sociales de dirigentes indígenas, el letargo de la justicia por ciertas circunstancias que los afectan, así como la territorialidad, autonomía de los pueblos, empoderamiento de mecanismos de justicia y el empleo rural en mujeres indígenas.

"El diálogo va a ser complejo y difícil, se está reconociendo una serie de problemas, no solo de pobreza, salud y educación, sino agregados a esas nuevas situaciones que afectan el desarrollo de los pueblos indígenas", declaró el secretario técnico del Filac.

Pop resaltó que la "Ruta Iberoamericana", que empezó a ejecutar Filac, será seguida de la Reunión Subregional Sudamericana, que tendrá lugar en Lima del 20 al 23 de febrero, y esta precederá al I Encuentro de Altas Autoridades Iberoamericanas sobre Pueblos Indígenas a desarrollarse en Guatemala el 5 y 6 de abril de 2018.

"Hay que aterrizar los temas de debate sobre los asuntos indígenas y el escenario iberoamericano es el mejor espacio para rejuvenecer estos asuntos que son de discusión nacional", destacó.

Pop declaró que espera que el plan en el que se trabaja, sea adoptado y respaldado por las entidades gubernamentales de los gobiernos de Latinoamérica para de esa forma implementarlo.

En América Latina hay casi 42 millones de indígenas, lo que supone el 7,8 % de su población total, siendo Guatemala y Bolivia los países que proporcionalmente albergan la mayor cantidad de población originaria, seguidos de Perú, México y Panamá, según un informe de 2016 del Banco Mundial.

La Filac es un organismo internacional de derecho público creado en 1992 por la II Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Madrid, para apoyar los procesos de desarrollo y promoción de los derechos de los pueblos, comunidades y organizaciones indígenas de América Latina y El Caribe.

Cargando