¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ESPAÑOL URGENTE

Fundéu BBVA: "deportes electrónicos", mejor que "eSports"

La Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA, señala que la expresión "deportes electrónicos" es una alternativa preferible en noticias redactadas en español al anglicismo "eSports".

En los medios de comunicación es habitual encontrar frases como "Por qué las empresas son aún reticentes a invertir en eSports", "eSports: fenómeno imparable, burbuja o el espectáculo del siglo XXI" o "El COI reconoce a los eSports como una actividad comparable a los deportes tradicionales".

El diccionario Cambridge define "e-sport" como aquella 'actividad de jugar a videojuegos contra otras personas por internet, a menudo por dinero, frecuentemente en competiciones organizadas especiales, seguidas por espectadores a través de este mismo medio'. Suelen ser torneos de tipo multijugador en los que participan jugadores profesionales.

Al igual que ocurre con "e-commerce" o "e-health", que equivalen en español a "comercio electrónico" y "sanidad/salud electrónica", lo recomendable es traducir "e-sports" por "deportes electrónicos".

Así pues, en los ejemplos iniciales habría sido preferible escribir "Por qué las empresas son aún reticentes a invertir en deportes electrónicos", "Deportes electrónicos: fenómeno imparable, burbuja o el espectáculo del siglo XXI" y "El COI reconoce a los deportes electrónicos como una actividad comparable a los deportes tradicionales".

Si aun así se prefiere emplear la forma inglesa, lo recomendable es resaltarla en cursiva o, si no se dispone de este tipo de letra, entre comillas. En este sentido, cabe señalar que algunos medios escriben "eSports", en vez de optar por la grafía "e-sports", que es la recogida en los diccionarios Cambridge y Oxford.

La Fundéu BBVA (www.fundeu.es), que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture, Gómez-Acebo & Pombo y Prodigioso Volcán.

Cargando