¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL MÉXICO (Análisis)

Monterrey y Tigres, obligados a explotar su ofensiva para alcanzar el título

Las ofensivas de los Rayados del Monterrey y de los Tigres UANL, primera y segunda en el torneo regular, están obligadas a explotar el domingo en el partido de vuelta de la final del Apertura mexicano para entregarle el título a su equipo.

Tras el empate 1-1 del jueves, la serie sigue abierta y la única ventaja que tienen los Rayados es jugar en su estadio, ya que ambos equipos tiene como seden de la ciudad de Monterrey, capital del estado de Nuevo León, norte de México.

En el torneo regular, tras 17 jornadas, el Monterrey sumó 29 goles para liderar el departamento de ofensivas, seguido de los Tigres con 28 anotaciones.

Los Rayados, del argentino Antonio Mohamed, repartieron la mayor parte de su goles entre los colombiano Avilés Hurtado, el mejor artillero del torneo con 11 anotaciones, y Dorlan Pabón, con cinco, y el argentino Rogelio Funes Mori con seis.

Con los Tigres, del brasileño Ricardo Ferretti, los encargados de los goles fueron el ecuatoriano Enner Valencia, su mejor anotador, con nueve tantos; el chileno Eduardo Vargas con cinco y el francés André-Pierre Gignac con cuatro.

El francés tiene un papel decisivo para los felinos ya que, de los citados delanteros, él es el mejor anotador en la fase final por el título ya que suma 18 goles en 24 partidos, cuatro de ellos precisamente ante el Monterrey en los cuartos de final del pasado Clausura cuando marcó dos en la ida y dos en la vuelta.

Gignac junto con el argentino Funes Mori, quienes llegaron para el Apertura 2015, se ubican entre los tres mejores artilleros de los últimos cinco torneos.

El exjugador del Olympique de Marsella suma 59 tantos para ocupar el primer y el exdelantero del River Plate acumula 47 para ubicarse en el tercer puesto.

Con bajo perfil aparecen el argentino Ismael Sosa (Tigres) y el paraguayo Jorge Benítez (Monterrey), quienes podrían ser llamados desde el banquillo para reforzar el ataque de sus respectivos equipos en el decisivo partido del domingo.

El título lo levantará el equipo que mayor cantidad de goles acumule tras ambos duelos ya que en la final no aplica el criterio de gol anotados como visitante, ni el de mejor posición en la clasificación de la fase regular.

Con la igualada del jueves, la serie se decidirá en 90 minutos, si se mantiene el empate habrá tiempos extra y si persiste se dará paso a los penaltis.

Cargando