¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CUMBRE IBEROAMERICANA (Previsión)

Iberoamérica avanza hacia la Cumbre de 2018 pensando en un futuro sostenible

Patricia Pernas

La Antigua (Guatemala), 7 dic (EFE).- Con el objetivo de contribuir a la consolidación de una "Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible", los cancilleres de la región alinearon hoy los propósitos de la XXVI Cumbre Iberoamericana de 2018 a la agenda universal de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

"Iberoamérica se consolida como un espacio de entendimiento y une sus voces a una alianza global. La agenda iberoamericana en esta declaración se alinea a la agenda global de los Objetivos de desarrollo sostenible", dijo la titular de la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

La secretaria, de nacionalidad costarricense, mostró su sorpresa por el "compromiso" de los países en este propósito, no solo de palabra, sino también con recursos, como demuestran los fondos específicos de cooperación de Argentina y Chile, además de los que se firmarán el próximo año con Panamá y Colombia.

El propósito es adaptar este espacio de diálogo único, conformado por 19 países de América Latina además de España, Andorra y Portugal, a los nuevos tiempos y las nuevas realidades de la región, fortaleciendo la apuesta por el "multilateralismo, el diálogo, la paz y a la cooperación", haciendo de las diferencias la igualdad.

Para Grynspan, el desafío está en hacer que las acciones sean concretas para beneficiar a los ciudadanos, porque la retórica y la renovación de los compromisos son un valor pero no son suficientes: "Tiene que haber resultados para la gente".

Es ahí donde Iberoamérica juega un papel fundamental al constituirse como "un espacio de alianzas", donde convergen todos los actores en un ámbito "amplio e inclusivo", alienado a los intereses y las prioridades de la región, proyectándola en el contexto internacional cambiante y convulso.

El encuentro de cancilleres, organizado por Guatemala por primera vez desde la creación del foro en 1991, contó con la participación de representantes de alto nivel de los 22 países que integran la Conferencia Iberoamericana.

Derivado del arduo trabajo realizado por los coordinadores nacionales y responsables de cooperación durante los dos días previos a esta reunión, los cancilleres pudieron adoptar la declaración política de La Antigua Guatemala.

En este documento, los países de la región plasman los principales compromisos regionales en materia de desarrollo, cooperación y otros asuntos de prioridad de la agenda internacional.

En este sentido, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Alfonso María Dastis, alabó "la labor impecable" de Guatemala como país anfitrión y resaltó que la declaración final hace referencia a la contribución de Iberoamérica a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

"Es esa conexión entre la cooperación iberoamericana y el cumplimiento de la Agenda 2030", proclamó, y añadió que la región tiene como experiencia para ello la integración de generaciones y el reconocimiento del papel de la diversidad, la igualdad de género y las culturas indígenas, todo con el fin de alcanzar el "desarrollo sostenible".

En la cita participaron además los ministros de Relaciones Exteriores de Andorra, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, México, Panamá y República Dominicana; los viceministros de Chile, Perú, Paraguay y Venezuela, y otros representantes, quienes hicieron patente su compromiso para continuar fortaleciendo el espacio iberoamericano.

Ello desde la erradicación del hambre y la pobreza, la lucha contra las desigualdades y la discriminación, la construcción de "sociedades pacíficas, justas e inclusivas" y la protección de los derechos humanos y la promoción de la igualdad de género".

Cargando