¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Chris Froome, positivo por dopaje en La Vuelta España

PERÚ TERRORISMO

Capturan en Perú a cuatro combatientes de Sendero Luminoso

La Policía Nacional del Perú capturó hoy a cuatro combatientes del grupo armado Sendero Luminoso, entre ellos un menor de edad, responsables de dos recientes atentados contra convoyes policiales donde murieron cinco agentes, informó hoy el Ministerio del Interior.

Las detenciones se practicaron en el municipio de Putis, de la sureña región andina de Ayacucho, durante una operación denominada "Aniversario", en la que participaron de manera conjunta la Policía y las fuerzas armadas.

Entre los detenidos está el apodado "camarada Agustín", hijo de Alejandro Borda ("camarada Alipio"), importante comandante de Sendero Luminoso muerto en un enfrentamiento en 2013, explicó al Canal N de televisión el viceministro de Orden Interno, Rubén Vargas.

Otro capturado fue identificado como el "camarada Raulito", presuntamente hijo de Jorge Quispe Palomino ("camarada Raúl"), actual número dos de los remanentes de Sendero Luminoso.

Tanto "Agustín" como "Raulito", que tienen aparentemente 18 y 19 años, respectivamente, nacieron y han sido criados en los campamentos que Sendero Luminoso tiene en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la mayor cuenca cocalera de Perú.

Según el Ministerio del Interior, los dos combatientes son los responsables directos de dos ataques a convoyes de la Policía de Carreteras que dejaron dos agentes muertos en Ayacucho en junio y tres fallecidos en la céntrica región de Huancavelica en septiembre.

El VRAEM es una extensa y agreste zona de la vertiente oriental de los Andes bajo control militar constante por albergar los últimos remanentes de Sendero Luminoso y los cultivos de hoja de coca que originan el 70 % de las cerca de 400 toneladas de cocaína que produce Perú anualmente, según estimaciones oficiales.

Las autoridades peruanas sostienen que los grupos de Sendero Luminoso que se esconden en el VRAEM, dirigidos por Víctor y Jorge Quispe Palomino (camaradas "José" y "Raúl", respectivamente), actúan en connivencia con los narcotraficantes de la zona, a quienes supuestamente les brindan seguridad a cambio de financiación.

Esos remanentes mantienen la retórica maoísta con la que Sendero Luminoso desató un conflicto armado interno que causó más de 69.000 muertos entre 1980 y 2000, la mayoría a manos de los mismos senderistas, según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

Cargando