¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ALEMANIA LIBIA

Alemania pide a Libia acceso transparente a los campos de refugiados

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió hoy al primer ministro del Gobierno libio de unidad nacional, Fayez al Serraj, acceso transparente de las organizaciones internacionales a los centros y campos de inmigrantes que hay en el país.

Merkel recibió con honores militares en Berlín a El Serraj y compareció junto a él tras una reunión bilateral, centrada en la difícil situación política libia, la lucha contra el terrorismo y la crisis migratoria, eje de la cumbre que celebraron la pasada semana en Costa de Marfil la Unión Europea y la Unión Africana.

Tras mostrar su apoyo al Gobierno de unidad libio, Merkel insistió en la necesidad de acabar con las "indignas condiciones" que se viven en los centros de inmigración libios y subrayó el respaldo de Berlín a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Aunque ha mejorado su acceso a los centros, Merkel reclamó que se amplíe aún más y abogó incluso, en aras de la transparencia, por que sean estas organizaciones las que los gestionen.

A su juicio, es el modo también de facilitar el acuerdo alcanzado con varios países de la Unión Africana que quieren repatriar a sus ciudadanos atrapados en Libia a la espera de poder cruzar el Mediterráneo hacia Europa.

Merkel destacó la importancia de las labores de formación de los guardacostas libios para que puedan proteger sus costas, pero exigió que no sean "amenazados" los barcos que participan en las operaciones de rescate.

Al Serraj, por su parte, garantizó que en breve se hará público el informe sobre denuncias internacionales de explotación y maltrato a inmigrantes en Libia, donde la cadena estadounidense CNN destapó una supuesta venta de subsaharianos como esclavos, en un lugar no especificado.

Frente a la insistencia de Merkel para mejorar las condiciones en los centros de inmigrantes, hizo hincapié en que en el país hay alrededor de 500.000 extranjeros que viven fuera de los centros controlados por su Gobierno y que abordar el problema es una "responsabilidad común" de la comunidad internacional, ya que Libia es un país de tránsito.

Al Serraj garantizó que su Gobierno está abierto a la cooperación con las organizaciones internacionales, tanto para mejorar las condiciones de los centros como para facilitar el retorno de los africanos a sus países de origen.

Cargando