¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Qué ha sido de la esposa de Harvey Weinstein?

La diseñadora Georgina Chapman ha tratado de mantener un perfil muy discreto desde que salieran a la luz las primeras acusaciones contra su esposo.

Georgina Chapman junto a Harvey Weinstein /

La idílica vida de Georgina Chapman se vino abajo el pasado mes de octubre cuando The New York Times publicó el ya famoso artículo -al que han seguido otros muchos- que sacaba a la luz el acoso sistemático y las agresiones sexuales que su marido Harvey Weinstein había cometido durante décadas contra distintas actrices y empleadas que trabajaron para él. Apenas dos semanas después de ese primer escándalo, la diseñadora anunciaba su decisión de abandonar al todopoderoso productor caído en desagracia a través de un comunicado en el que trató de plasmar su dolor por todas las mujeres que habían sufrido a manos de su marido, y en el que pedía además respeto para los dos hijos que el matrimonio tiene en común. 

Desde entonces, Georgina -cofundadora de la firma Marchesa- ha permanecido retirada de la vida pública mientras su empresa se resentía por su asociación con la marca Weinstein: además de perder un acuerdo de colaboración con la firma Helzberg Diamond, sus socios y ella se vieron obligados a cancelar la presentación de su última colección. Ahora una de sus íntimas amigas, la actriz Alyssa Milano -curiosamente una de las principales impulsoras de la campaña #metoo o #yotambién que anima a las víctimas a denunciar- , ha querido dar algo de información sobre cómo ha afrontado Chapman estos últimos meses.

"Georgina está bien. Es una madre increíble y una mujer maravillosa y creo que su prioridad ahora mismo es centrarse en cómo educar a esos dos niños lo mejor que pueda dadas las circunstancias", declaró la antigua protagonista de 'Embrujadas' en una entrevista al programa 'Today' en la que quiso mostrar públicamente su apoyo a la diseñadora.

Los últimos rumores sobre el estado del matrimonio apuntan a que Georgina habría comenzado a hablar con sus abogados para materializar su divorcio coincidiendo con la aparición de un nuevo frente de batalla para Weinstein: una demanda grupal interpuesta contra él y varios de "sus productores y cómplices" por seis mujer que buscarían representar a cientos de mujeres. Mientras tanto, el antiguo fundador de Miramax y The Weinstein Company permanece recluido en una clínica para lidiar supuestamente con su adicción al sexo, desde donde ha presenciado impotente cómo su hermano Bob se ha asegurado de desligarle completamente de las empresas que crearon juntos.

Cargando