¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PANAMÁ COLOMBIA

Varela vincula el aumento del narcotráfico en Colombia con crimen en Panamá

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, dijo hoy que cerca del 70 % de los homicidios y actos violentos que han tenido lugar en los últimos meses en el país tienen que ver con el aumento del narcotráfico procedente de Colombia.

"Hace más de un año advertí que el aumento significativo de las plantaciones de droga en Colombia y la decisión de algunos grupos irregulares de mantenerse en actividades de narcotráfico una vez concluidos los acuerdos de paz (entre el Gobierno colombiano y las FARC) iban a representar un riesgo para el país", recordó el mandatario.

Según Varela, la producción de droga en Colombia se ha duplicado hasta las 1.000 toneladas métricas al año, lo que ha provocado un aumento "significativo" del trasiego de droga por Panamá.

"Esta situación ha generado el desarrollo de bandas locales que sumadas a los carteles de drogas internacionales, tiene la responsabilidad directa de más de 70 % de los homicidios que ocurren en el país", indicó en una rueda de prensa.

El gobernante explicó que los carteles internacionales se apoyan en bandas locales para mover la droga a través del centro logístico panameño y pidió a las poblaciones costeras del país colaborar con las autoridades brindando información y reportando cualquier actividad sospechosa.

Las vías de entrada a Panamá más usadas por los narcotraficantes, añadió, son el Archipiélago de las Perlas (en el Pacífico), la costa Caribeña y la selva del Darién, que hace de frontera natural con Colombia y que es el único punto del continente donde se interrumpe la carretera Panamericana.

"Una vez más hago un llamado respetuoso a los países de la región a fortalecer nuestra coordinación, sobre todo a Colombia, donde se tienen que tomar medidas puntuales contra el aumento de los cultivos", pidió Varela tras celebrar un Consejo de Seguridad en la provincia occidental de Chiriquí.

El presidente reconoció que los señalamientos a Colombia pueden alterar en cierta manera las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, pero añadió que Panamá está en su derecho de reclamar más control y que cada país tiene que asumir su responsabilidad: "Nosotros somos un país que no exportamos problemas".

Varela, sin embargo, aseguró que los estamentos de seguridad de Panamá están "trabajando con mucha fuerza" y que en el mes de noviembre se ha cumplido un nuevo récord de incautación, ya que se han decomisado más 9 toneladas de drogas.

"Vamos camino hacia otro año récord en la historia del país en lo que se refiere a incautación de drogas", aseguró.

Las autoridades panameñas decomisaron en 2016 un total de 72,4 toneladas de droga, la gran mayoría cocaína, según las estadísticas oficiales.

El mandatario reconoció también que hay ciertos sectores de la sociedad panameña que cuestionan sus políticas de seguridad, pero aseguró que "Panamá es el segundo país más seguro de Latinoamérica" y que su Gobierno ha conseguido desde 2014 bajar la tasa de homicidios de 16 a 9 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

"Mi meta es entregar el país (en 2019) con una tasa de 5 homicidios por cada 100.000 habitantes", prometió el presidente panameño.

Cargando