¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL PROTESTAS

Greenpeace denuncia asesinatos en Amazonía y pide fin de impunidad en Brasil

Un grupo de activistas de Greenpeace se manifestaron hoy en Brasilia para rescatar la memoria de las personas asesinadas en la Amazonía y pedir el fin de la impunidad en relación a estos crímenes, que deben alcanzar una cifra récord este año, según la organización ecologista.

Bajo los reclamos de "Salve la Amazonía" y "Basta de madera ilegal", los manifestantes se concentraron frente al Congreso Nacional para desplegar un enorme mapa verde de la región amazónica brasileña al que le clavaron cruces con los nombres de las personas asesinadas en la zona.

"Estamos frente al Congreso para mostrar a los políticos los daños generados por la falta de acción en el combate contra la extracción ilegal de madera. La destrucción de la Amazonía es responsable por la violencia en el campo. Queremos paz en la selva", señaló Greenpeace en una nota.

La organización recordó la conocida como "masacre de Colniza", que tuvo lugar en abril pasado cuando "cuatro hombres armados con cuchillos, revólveres y escopetas" recorrieron una zona rural en el estado de Mato Grosso (centro-oeste) "con el objetivo de matar y aterrorizar a la población local".

El grupo de exterminio, conocido como "Los Encapuchados", recorrió cerca de diez kilómetros ejecutando a unas nueve personas y torturando a otras, según relata Greenpeace.

De acuerdo con la denuncia de la Fiscalía, el ataque fue motivado por la "codicia" de madereros por hacerse con los recursos de gran valor que existen en la región, que alberga especies de árboles ampliamente utilizadas para muebles de alta gama.

Las autoridades apuntan a Valdelir Joao de Souza, conocido como "Polaco Marceneiro" y propietario de empresas madereras, como el autor intelectual del crimen.

Souza está fugado, pero sus compañías funcionan actualmente con total normalidad, procesando madera que después vende en el mercado nacional e internacional, de acuerdo con un informe de Greenpeace.

Cargando