¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Dónde está la bolita
¿Dónde está la Bolita?

De la Calle: el mensaje de su triunfo

No fue una votación alta, pero tampoco el desastre que le auguraban los enemigos de la consulta. De haber ganado Cristo, la presentación de ese triunfo hubiera sido: la maquinaria liberal derrota la paz.

No fue una votación alta, pero tampoco el desastre que le auguraban los enemigos de la consulta. De haber ganado Cristo, la presentación de ese triunfo hubiera sido: la maquinaria liberal derrota la paz.

Humberto de la Calle acaba de ganar la consulta liberal, triunfo que en números dice poco y no habla bien de su partido. Los 365.000 votos que logró en la consulta son apenas una tercera parte de los que obtiene un alcalde de Bogotá y eso de entrada no es una buena presentación para un candidato liberal cuyos votos algunos enemigos ya comparan con la consulta que ganó César Gaviria en 1990 –más de 2 millones 700--, pero, que a la vez, omiten decir que el liberalismo era uno solo y no existían sus derivados la U ni Cambio Radical.

 Sin embargo, más allá de los números, el triunfo de De la Calle tiene sus méritos por los mensajes que deja:

 Gana con un voto de opinión que le reconoce la tarea que hizo como negociador de paz. De haber ganado Cristo, la presentación de ese triunfo hubiera sido: la maquinaria liberal derrota la paz.

No fue una votación alta, pero tampoco el desastre que le auguraban los enemigos de la consulta que cuestionaban su alto costo. El estigma que este hecho le generó pudo haber tenido un efecto devastador. Además, pudo haber sido peor, por la lluvia que hubo este domingo en casi todo el país.

Es el primer aspirante que se deja contar corriendo grandes riesgos en una jornada que, se sabía, tenía poca motivación. Por eso puede argumentar que su candidatura es más legitima que la que surja de una encuesta o de una convención de 2.000 personas o de la recolección de firmas.

Replantea el debate interno dentro del Partido Liberal. Una cosa es un candidato de los congresistas y otro uno que antes que puestos demostró en la campaña que quiere defender unos principios liberales y sobre todo la paz. Habrá que esperar qué tanto logra seducir a un partido más asociado hoy a las maquinarias y los puestos que a los principios liberales. 

Los votos que logró el Partido Liberal en la consulta, más de 700.000, son un plante importante para medirse en un consulta interpartidista con los candidatos que integrarán el bloque de defensa de la paz: Verdes, Polo, Fajardo y Clara López.

 De la Calle, por ahora, despeja el panorama liberal, aunque está lejos de ser un candidato fuerte. El triunfo en la consulta puede mejorar su favoritismo en las encuestas, pero deberá demostrar que no solo su bandera es la paz. El alto número de colombianos que tienen sus reservas sobre los acuerdos con las Farc y los candidatos que plantean reparos a los mismos tienen suficiente munición para hacer vulnerable su aspiración.

Cargando