¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

IRÁN TERREMOTO

El mundo del deporte y la cultura de Irán se vuelca con damnificados seísmo

Personalidades del mundo del deporte y la cultura de Irán se han volcado con la recaudación de fondos y el envío de ayuda a los decenas de miles de damnificados por el potente terremoto que asoló el oeste de Irán el domingo pasado.

Desde el equipo nacional de lucha libre a clubes de fútbol, pasando por músicos y cineastas, son muchos los que se han involucrado estos días en aportar su granito de arena para asistir a los más golpeados por la tragedia.

La ganadora del oro en tiro de los Juegos Paralímpicos Sareh Yavanmardí anunció hoy que va a subastar su medalla para recaudar dinero para las víctimas, que se cuentan en cientos de muertos y miles de heridos.

Una decisión similar adoptó ayer el campeón olímpico de levantamiento de pesas Kianush Rostamí, mientras que el exfutbolista y exseleccionador iraní Ali Daei lanzó una campaña para recolectar alimentos y bienes de primera necesidad.

Por su parte, el equipo nacional de lucha libre se desplazó a la provincia occidental de Kermanshah, escenario del desastre, para prestar su ayuda y apoyo a los afectados, según la televisión estatal.

En el campo de la cultura, la banda kurda Tarang ha organizado un concierto benéfico en Teherán el próximo 24 de noviembre para recaudar fondos para los damnificados.

El conocido cine Kurosh de Teherán asignará la mitad de sus ingresos de taquilla de hoy a las víctimas, mientras que la galería Moydeh de la capital organizará una exposición de tres días con el mismo objetivo.

Junto a estas iniciativas también destacan las de los particulares, llamados hoy en Teherán a participar en una recolecta de fondos, alimentos y artículos de primera necesidad.

Los ciudadanos también se han volcado estos días en donar sangre para atender a los heridos, que han sido ingresados en distintos hospitales del país.

Las autoridades, con la ayuda del Ejército y la Media Luna Roja, entre otros, están encargándose del reparto de tiendas de campaña, mantas y alimentos, pero los afectados han expresados sus críticas por la escasez de la asistencia.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, reconoció ayer durante su visita a Kermanshah que escuchó las "quejas y demandas" de los damnificados, que piden -agregó- "satisfacer sus necesidades básicas, tratar a los heridos y compensar los daños".

Las operaciones de socorro van a ser hoy el tema prioritario de la agenda de la sesión del Gobierno.

Cargando