¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

GUATEMALA EMPRESAS

Movistar de Guatemala reactiva operaciones con fuerte presencia policial

Emiliano Castro Sáenz

Guatemala, 14 nov (EFE).- La empresa de telecomunicaciones Movistar de Guatemala, propiedad de la española Telefónica, reactivó hoy "la mayoría" de sucursales y centros de atención al cliente, que permanecían semi-vacíos y con una fuerte presencia policial tras el cierre de cuatro días por ataques de extorsionistas.

Los pandilleros llegaron a balear cuatro sedes de Movistar de manera simultánea en las colonias Maya, Milagro, Parroquia y frente al edificio central, en la zona 10, en los que fallecieron tres colaboradores de la compañía y uno más perdió la vida el sábado por un paro cardíaco, según información de la Cámara de la Industria de Guatemala (CIG).

El domingo circuló en redes sociales y algunos medios de comunicación un audio -cuya veracidad fue confirmada por un trabajador de la telefónica a Efe- en el que un supuesto extorsionador pedía a un empleado de Movistar 100.000 quetzales (13.600 dólares) como pago inicial, una cifra "negociable".

Los puntos de venta y centros de atención al cliente abrieron "en un 80 %" desde el lunes, y este martes ya lo había hecho "la mayoría", según indicó el trabajador de la compañía.

Cada sitio que reabrió sus puertas al público contó con la presencia de la Policía Nacional Civil (PNC), pues "luego de un incidente como este, que es un caso de extorsión, se ha desarrollado un protocolo de protección", explicó a Efe el director de la PNC, Nery Ramos.

Los agentes observaban en las afueras de cada sucursal a los potenciales clientes y hacían rondas por las cercanías, sin perder de vista a los empleados y la gente que ingresaba a cada sitio.

Una de las colaboradoras de Movistar en su sede del centro comercial La Pradera (sur de la ciudad) explicó a Efe que todo estaba tranquilo, pero que la afluencia era "poca" este día, tras los hechos violentos por los que "algunos" clientes habían preguntado.

Mientras que en las oficinas centrales guardias de seguridad privada con escopetas en las manos resguardaban la entrada principal del lugar y una patrulla de la PNC con tres agentes les hacía compañía.

A 13,2 kilómetros, en el norte de la ciudad, en el centro comercial Mega 6, dos policías permanecían dentro de la plaza, frente a la agencia de telefonía, que vivía una tensa calma, sin nadie dentro del lugar.

La dependiente, que se encontraba en la puerta, desde donde podía observar a los policías, tras ser abordada por Efe tomó el teléfono y preguntó a un superior si era correcto brindar información sobre cómo habían transcurrido las primeras horas del día.

Se limitó a decir que no tenía permitido hablar con los medios e indicó que había vuelto a las actividades este día, sin novedad.

Según el director de la PNC este esquema de seguridad "es el mismo que se presta para el servicio de transporte urbano, extraurbano, en mercados cantonales y algunas residencias", producto del "análisis de la posibilidad" de que "puede repetirse las acciones violentas".

Los policías que resguardan a Movistar de Guatemala realizan rondas en rutas del transporte de la compañía, en las calles y avenidas aledañas, añadió Ramos.

Esta "colaboración" no es producto de "algún acuerdo" con la empresa, sino que la PNC "a iniciativa propia" diseña el "esquema de seguridad" mientras "se desarticula al grupo criminal", detalló el director policial.

Según el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) de Guatemala, que recoge datos de la PNC, la tasa de denuncia de extorsión en Guatemala fue de 43,1 por cada 100.000 habitantes en 2016, es decir que ese año hubo 7.125 denuncias totales contra este flagelo.

En cuanto a estas denuncias por extorsión, el 59 % son en residencias, el 32 % en negocios, el 8 % en transporte y el 1 % restante en otros sectores, según datos del CIEN.

Cargando