¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL RUSIA 2018 (Análisis)

El "rey" Christian lleva a Dinamarca al Mundial con una actuación estelar

Anxo Lamela,Copenhague, 15 nov (EFE).- Christian Eriksen se coronó anoche en Dublín con un partido soberbio, con un triplete que cierra una fase de clasificación sobresaliente -once goles y tres asistencias-, que han llevado a Dinamarca al Mundial de Rusia.,El centrocampista del Tottenham acapara hoy las portadas de los medios daneses, que se rinden ante un jugador cuya actuación ha sido calificada por encima de la escala habitual y al que han bautizado como "rey", en recuerdo de varios monarcas

Copenhague, 15 nov (EFE).- Christian Eriksen se coronó anoche en Dublín con un partido soberbio, con un triplete que cierra una fase de clasificación sobresaliente -once goles y tres asistencias-, que han llevado a Dinamarca al Mundial de Rusia.

El centrocampista del Tottenham acapara hoy las portadas de los medios daneses, que se rinden ante un jugador cuya actuación ha sido calificada por encima de la escala habitual y al que han bautizado como "rey", en recuerdo de varios monarcas que tuvieron ese nombre.

Al igual que ha hecho en toda la clasificación, Eriksen se echó el equipo a su espalda y aprovechó la mayor libertad de movimientos que le dio Irlanda en la vuelta de la repesca para firmar tres golazos, dos con la derecha y uno con la izquierda.

"Es un jugador fantástico, muy importante para el equipo. El Mundial se merece a Eriksen", resumía anoche su seleccionador, Åge Hareide, culpable en gran parte de su explosión con Dinamarca.

Desde su aparición hace casi una década en el Ajax, Eriksen era la gran esperanza danesa -condición que compartió en algún momento con Bendtner-, pero su rendimiento durante mucho tiempo no se correspondió con el que ofrecía en Holanda y luego en el Tottenham.

Eriksen, que ya jugó en Sudáfrica 2010 con 18 años, no acababa de encontrar el sitio con Morten Olsen, dejaba detalles aislados, pero no cumplía con las altas expectativas de afición y medios, que no siempre se mostraron tan entusiasmados con él como ahora.

La llegada de Hareide hace año y medio a la selección supuso que jugase más arriba y con más libertad, cambio que ha agradecido con tantos -tercer goleador de la fase tras Lewandowski y Ronaldo, empatado con Lukaku-, asistencias y apariciones en partidos clave.

Eriksen aúna talento, visión de juego, capacidad para asociarse, gol, disparo con las dos piernas y sacrificio, cualidades que a sus 25 años ha potenciado a un nivel que en su país algunos equiparan al de Michael Laudrup, referente indiscutible del fútbol danés.

"Es uno de los mejores del mundo, no lo digo porque sea danés. Lo que hace en el campo es una cosa, pero lo que hace fuera es tan importante. Cuando ves a una estrella comportarse así y correr tanto, no hay disculpa para el resto", dijo el portero Kasper Schmeichel, que al acabar el partido se acercó a decirle "gracias".

Eriksen, al que se sitúa en la órbita del Barça desde hace años, acapara tantos elogios entre sus compañeros y técnico por su juego como por su forma de ser -"es una gran persona", dijo Hareide-, su humildad, con detalles como cederle a Bendtner el lanzamiento del penalti que cerró la goleada en Dublín.

Bendtner fue otro de los que se reivindicó con su primer gol con la selección en más de dos años, renacido en el Rosenborg noruego tras una época de declive; al igual que Sisto, señalado en la ida por errar un gol claro pero decisivo anoche con dos asistencias.

Pero más que ninguno se tomó la revancha Hareide, un veterano técnico noruego cuya elección como sustituto de Olsen -16 años en el cargo- fue interpretada en Dinamarca como una solución transitoria.

Tras perder con Montenegro en casa, Dinamarca sumaba dos derrotas en tres partidos, arreciaban las críticas contra Hareide y se especulaba ya con una nueva fase final sin participación danesa.

Pero el seleccionador, que había empezado apostando por tres centrales, volvió al 4-3-3 habitual en la era Olsen, aunque dotándolo de más consistencia en el medio, liberando a Eriksen y mezclando toque con un juego más directo.

La fórmula ha funcionado a la perfección, seis victorias y tres empates, incluyendo la repesca contra Irlanda, pese a que tras el 0-0 de la ida en Copenhague, el técnico fue señalado de nuevo.

Hareide, que si algo ha mostrado es que es dúctil a los cambios, volvió a darle un giro al equipo que resultó muy acertado, situando a Poulsen de extremo y al central Christensen -autor del 1-1- como lateral derecho para tener más altura en la zaga.

A sus 64 años y tras haber ganado títulos de liga en tres países distintos (todos escandinavos), Hareide se ha tomado la revancha doce años después de caer en la repesca para Alemania 2006 cuando dirigía a Noruega y estará en el primer Mundial en el que habrá tres selecciones nórdicas: Islandia, Suecia y Dinamarca.

Cargando