¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL ELECCIONES

El PT considera un "error" que los comunistas abandonen candidatura de Lula

La decisión del Partido Comunista do Brasil (PCdoB) de postular un candidato propio a las elecciones presidenciales de 2018 es un "error" que divide a la izquierda y perjudica las aspiraciones del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó hoy un vocero del Partido de los Trabajadores (PT).

El senador Lindberg Farías, uno de los principales correligionarios de Lula, criticó la decisión de los comunistas, históricos aliados del PT, de postular a la diputada regional Manuela D'Avila como su precandidata presidencial en 2018.

"Tengo mucho respeto por el PCdoB y por Manuela D'Avila. Ellos tienen todo el derecho a postular un candidato. Pero lo considero un error. Defiendo la unidad de la izquierda. Creo que lo correcto sería que el PCdoB defienda desde ahora la candidatura de Lula", afirmó el senador del PT en un mensaje en sus redes sociales.

La postulación de la diputada y periodista de 36 años fue anunciada el domingo por el Partido Comunista en un comunicado e inmediatamente generó una división en el PT, que considera a Lula como su único candidato pese a que el expresidente puede ser inhabilitado e impedido de disputar las elecciones.

El expresidente, líder de todos los sondeos de intención de voto para las presidenciales, fue condenado a nueve años y medio de prisión por corrupción por un juez de primera instancia y su candidatura depende de que la sanción no sea confirmada por ningún tribunal de segunda instancia, lo que puede ocurrir en los próximos meses.

Lula, además, enfrenta otros seis procesos por corrupción y tiene índices de rechazo que superan la mitad del electorado.

Ante la incertidumbre sobre la candidatura de Lula, el PCdoB fue el primer partido en abandonar el bloque de izquierda que tradicionalmente apoya las candidaturas del PT.

Los comunistas, que no postulan candidato propio a la presidencia desde que Brasil reconquistó su democracia en 1989, apoyaron a Lula las cinco veces en que disputó la presidencia (perdió las primeras tres elecciones y fue elegido en 2002 y reelegido en 2006) y también respaldaron a su sucesora y ahijada política Dilma Rousseff cuando fue elegida presidenta en 2010 y reelegida en 2014.

De acuerdo con Lindberg, las fuerzas políticas conservadoras que impulsaron el juicio político que terminó con la destitución de Rousseff el año pasado y su sustitución por Michel Temer, que en su opinión fue un golpe de Estado, quieren dividir a la izquierda y frenar a cualquier costo las aspiraciones presidenciales de Lula.

"Tan sólo Lula puede detener esa destrucción que ocurre en el país y por eso lo quieren sacar del juego. Es necesario unidad en los sectores de izquierda para garantizar su candidatura y su victoria. Lanzar otros candidatos de izquierda, infelizmente, muestra una idea de fragilidad de la candidatura de Lula. El camino correcto es apostar en la unidad", afirmó el senador.

La reacción del parlamentario del PT obtuvo una inmediata respuesta de dirigentes del PCdoB, quienes le recomendaron que mejor "se quedara callado".

D'Avila es actualmente diputada por el PCdoB en el Legislativo regional del estado de Río Grande do Sul tras haber cumplido dos mandatos como diputada en la Cámara baja de Brasil.

Fue la vocera de los comunistas en la Cámara de Diputados y elegida varias veces por organizaciones no gubernamentales como una de las mejores parlamentarias de Brasil.

La periodista fue vicepresidente de la Unión Nacional de los Estudiantes y dirigente de la Unión de la Juventud Socialista hasta afiliarse en 2001 al PCdoB, partido del que se convirtió en líder regional dos años después y por el que fue elegida en 2004, a sus 23 años, como la concejal más joven de la ciudad de Porto Alegre.

Cargando