¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU TERRORISMO

Juez de EEUU niega la libertad bajo fianza a hondureño acusado de terrorismo

Un juez de EE.UU. negó hoy la libertad bajo fianza al hondureño Vicente Solano, acusado de intentar volar con explosivos un centro comercial de Miami inspirado por los yihadistas de Estado Islámico (EI).

Durante la audiencia, David Clancy, uno de los agentes del FBI que trabajó encubierto mientras Solano planeaba el atentado, señaló que el acusado pensaba hacerlo en solitario.

El juez estadounidense Chris McAliley negó la libertad bajo fianza al considerar a Solano, un pintor de casas de 53 años, como un riesgo de fuga.

El hondureño fue acusado del delito de intento de uso de una arma de destrucción masiva y enfrenta 30 años de prisión o cadena perpetua en caso de ser hallado culpable.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) inició una investigación contra Solano tras recibir una pista sobre su posible radicalización.

Agentes de encubierto entraron en contacto con Solano, que les confesó su afinidad por el EI, mostró sus vídeos con una bandera del grupo yihadista de fondo y también mostró interés por perpetrar un atentado parecido al de la maratón de Boston de 2013.

Solano tenía intención de detonar un artefacto explosivo en el patio de comidas del centro comercial Dolphin de Miami durante el viernes negro "Black Friday", día de ofertas y rebajas en Estados Unidos durante las festividades de Acción de Gracias que se celebran en noviembre.

Los agentes de encubierto del FBI le proporcionaron entonces un explosivo falso, que Solano se dispuso a activar en el centro comercial, momento en el que fue automáticamente detenido el viernes pasado.

El arresto de Solano se suma a las recientes de otros residentes del sur de Florida, quienes pretendían perpetrar ataques de naturaleza terrorista.

Harlem Suárez, de Cayo Hueso, en los Cayos de Florida, fue sentenciado a cadena perpetua por pretender detonar una bomba en una playa pública, mientras que James Medina, que el pasado agosto se declaró culpable de intentar atacar con un explosivo una sinagoga en Aventura, al norte de Miami, enfrenta la posibilidad de una pena de 25 años de cárcel.

Cargando