¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HURACANES ATLÁNTICO

Gobernador de Nueva York cataloga de inaceptable la respuesta dada en P. Rico

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo hoy que la respuesta dada en Puerto Rico para ayuda tras el paso del huracán María el 20 de septiembre es inaceptable e inadecuada, en conferencia de prensa en San Juan.

Cuomo, acompañado por el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, aseguró que "la respuesta no ha sido la que se necesitaba", aunque matizó que todo el mundo se esfuerza para hacerlo lo mejor posible.

"Se ha trabajado, pero 5 semanas después el resultado es que no hay electricidad. El resultado habla por sí mismo", subrayó Cuomo.

"Algo como esto no es aceptable en ninguno de los 50 estados de Estados Unidos", indicó Cuomo, que vino a Puerto Rico por segunda vez desde el paso del huracán María para ver el avance de los trabajos realizados y para traer ayuda de primera necesidad a los afectados.

Cuomo subrayó que el estado de Nueva York está disponible para enviar ayuda tan pronto como sea necesario, tras insistir en que no se puede considerar que se han alcanzado unos objetivos deseables dado que más de 5 semanas después cerca del 75 % de la población permanece sin electricidad.

El funcionario resaltó que lo mismo es aplicable a otros servicios como el del agua en esta isla, que es estado libre asociado de EE.UU.

Cuomo alabó el liderazgo que dijo lleva a cabo en esta crisis Rosselló y dijo que hay muchos policías y voluntarios procedentes de Nueva York que dan todo su apoyo sobre el terreno en la isla para que la situación mejore lo antes posible.

"Nadie puede decir que esto no vaya a pasar de nuevo. El cambio climático es una realidad", dijo, tras subrayar que ahora lo que debe hacerse es construir un Puerto Rico mejor que el que existía antes del paso del huracán María.

"Puede pasar otro huracán de nuevo, por lo que se deben hacer las cosas de forma que el impacto la próxima vez sea menor", sostuvo el gobernador de Nueva York.

"En Nueva York sentimos de forma muy profunda lo que ha pasado aquí. Queremos ser útiles y ayudar a Puerto Rico", indicó.

Cuomo destacó que cuando escuchó al presidente de EE.UU., Donald Trump, decir que el trabajo en Puerto Rico estaba ya hecho quedó impactado, ya que, aclaró, tras 5 años ni siquiera en Nueva York han finalizado las labores de reconstrucción de Sandy, por lo que la ayuda a Puerto Rico deberá permanecer el tiempo que sea necesario.

Resaltó que estará al lado de Puerto Rico "lo largo que sea el camino" y que en días, si fuera necesario, Nueva York puede traer a la isla personal que ayude a poner en marcha la infraestructura eléctrica.

El huracán María paso el 20 de septiembre por Puerto Rico destrozando sus infraestructuras y provocando 51 muertos, cifra todavía preliminar.

Cargando