¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Soy líder del equipo y Landa es bien recibido: Nairo Quintana

El ciclista colombiano ya piensa en el Tour de Francia del 2018.

El colombiano Nairo Quintana en entrevista con el diario El País de España, habló de la temporada 2017 que está finalizando, lo que viene en el 2018 y su gran apuesta por el Tour de Francia.

Quintana de 27 años y campeón del Giro de Italia y Vuelta a España confiesa que aprendió de los errores del pasado Tour y por ese desde ya se enfoca en su principal objetivo.

Quintana también se refirió a la llegada del pedalista español Mikel Landa el equipo Movistar, y desmintió los rumores de una mala relación con Eusebio Unzué, director deportivo de la escuadra.

 

 *Entrevista del diario el País

 

¿Qué pasó en el último Tour?

Es difícil llevar siempre un gran nivel cuando durante todo el año estás disputando en todas las carreras que te presentas. Difícilmente, líderes como los que tiene este equipo hacen lo que hacemos nosotros, presentarnos desde enero intentando ganar hasta la última carrera, estando siempre entre los 10 primeros. Nosotros normalmente todo el año estamos ahí dando guerra, y algún día el cuerpo tiene que decir no, y se tiene que cansar. Y, bueno, finalmente, dentro de lo que para muchos fue un fracaso, han sido seis victorias en la temporada y el podio del Giro. Y, salvo el Tour, en todas las carreras estuvimos entre los 10 primeros.

P. Y, sin embargo, su temporada a mucha gente le parece un fracaso. ¿Se ha puesto, quizás, muy alto el nivel de exigencia en usted? ¿Lo que no es victoria es fracaso?

R. Posiblemente puede ser eso lo que se piensa actualmente. No cabe recordar que en 13 meses hice cuatro carreras de tres semanas, y entre las cuatro, en una [Tour de 2016] hice tercero, otra la gané [Vuelta de 2016], en otra hice segundo [Giro de 2017] y en una fallé [Tour del 17, 12º], en 13 meses... Más, aparte, entremedias, las carreras que hice, y que también obtuve victoria. Posiblemente, la borrachera de nuestro éxito nos hizo tropezarnos y cometer errores para ver estos resultados, y, ahora que nos hemos dado cuenta, tenemos que reflexionar y plantear nuevamente cómo van a ser las competiciones y, finalmente, centrarnos en el objetivo principal, que siempre ha sido el Tour.

P. ¿Cómo vivió la última semana del Tour pasado? ¿Pensó en retirarse? ¿Estaba desmotivado?

R. ¿Desmotivado? No, nunca desmotivado. La motivación siempre está, por muchas razones, y, entre estas, que es el trabajo de uno, es lo que nos gusta y cada mes nos pagan. Una motivación de esas tiene que ser suficiente para ser uno profesional y cumplir. No funcioné porque no estaba, no había piernas y no hay otra excusa. Siempre en la carrera que me presente estoy siempre a tope, y ese es uno de los benditos errores que se cometen muchas veces. Son tantas carreras a un gran nivel... En esta, el cuerpo me abandonó y me dijo basta. Sin embargo, soy profesional y tenía que cumplir, cumplirle al equipo y a una afición que siempre me ha apoyado, y hasta el último día.

P. ¿Fue muy duro quedarse en la montaña, y no poder ir con los mejores?

R. Sí, se sufre, pero, finalmente, si se hacen las cuentas, las cuentas estaban, y las cuentas estaban pues que ya había sido demasiado, y, entre otras cosas, que habíamos dado pasos en falso en cara a lo que se había planteado para llegar al Tour; la planificación inicial se interrumpió en algunos periodos... Y cuando tienes un entrenador, cuando tienes un jefe, tienes que cumplir, y cumplir no sabes si es bueno o es malo porque es una apuesta [Giro-Tour] que tampoco la había hecho en esta época del año. Y sabiendo también lo que dije antes, que llevábamos cuatro grandes en 13 meses. Y en todas las demás carreras, siempre concentrado, sin relax, siempre entre los 30 primeros del pelotón todos los días, sin permitirme descolgarme ni perder tiempo ningún día. Y eso fatiga muchísimo y se gastan fuerzas que luego se necesitan en el Tour.

P. Durante el Tour comenzaron los rumores de la llegada de Landa al equipo coincidiendo con los de que usted se quería ir. ¿Cuánto hubo de verdad en estos?

R. De verdad no hubo ninguna. Ya habíamos anunciado que había firmado por tres años más, hasta diciembre del 19, y tenía tranquilidad... Eusebio hizo este buen fichaje y cada uno tendrá su lugar. Como líder del equipo que soy, Landa es bien recibido. Para nosotros es una gran ayuda en carreras que posiblemente antes tenía que hacer yo por cumplir tanto con el equipo y con el patrocinador. Antes tenía que estar yo allí y ahora habrá una persona más cubriendo ese tipo de competiciones y luego estaremos en las más importantes que creamos que me harán llegar en buen estado al Tour.

P. ¿Notó mucho la ausencia de Valverde en el Tour? Tras su caída en la contrarreloj, cayó sobre usted todo el peso del equipo.

R. Sí... bueno, esto ya lo había pasado en otras competiciones y para mí no era ningún problema. El problema en este caso es que yo estaba fundido... Y, claro, él se fue a casa y nosotros quedamos con la responsabilidad, pero ya no podíamos hacer nada más. El Movistar llevábamos récord de victorias hasta ese momento y nos iba de maravilla. Se nos torció el año y nos quedamos de paso sin líder para la Vuelta.

P. Landa es español... ¿Le preocupa que siendo un equipo español, Landa sea el niño mimado, el que tenga todo lo que pida y usted quedará segundo?

R. Nunca lo he pensado así. Con Eusebio hemos hablado bastante bien. Sabemos que cada uno va a tener su responsabilidad, va a tener sus carreras. Español o no español, sé también el apoyo que me da Telefónica en Latinoamérica, donde tiene un gran porcentaje de su negocio. Soy de la casa y me siento muy a gusto y agradecido con la marca y viceversa.

P. ¿Ha hablado ya con Landa?

R. No. Aún no hemos tenido la oportunidad, pero en la concentración ya hablaremos con Eusebio y con Alejandro también, y estamos contentos y tranquilos porque sabemos que es un chico que va a aportar mucho al equipo. En el momento en que tengamos que romper la carrera tendremos un hombre que pueda dejar seleccionado el pelotón para el tú a tú en el momento en que se presente la oportunidad. Sería bueno y a mí me gustaría. Tenemos maneras de jugar y maneras de poder enfrentar a un equipo. Si ya nos vinieran dos o tres como Landa no estaríamos ni tan mal, ¿no?

P. ¿Cómo acoplarán el calendario? Valverde no quiere Tour…

R. Tenemos muchas maneras de jugar teniendo estos dos compañeros también, que cada uno se apoyará en el otro en el momento que le toque. Soy el líder del equipo y soy el líder para el Tour. Si viene Alejandro a ayudarme sería una bendición, y si viene Landa, también. Ya sería un gran equipo para enfrentar a equipos tan fuertes como el Sky.

P. ¿Cree que aún puede ganar el Tour o esa pregunta sobra?

R. Yo creo que sobra, sí.

P. ¿Cree que los aficionados piensan igual? El de 2018 ya será su quinto Tour…

R. Yo cuento con toda la fe de la afición, pero sobre todo cuento con mi fe también, ¿no? Tengo 27 años, que no soy un abuelo. Me quedan en teoría los mejores años y lo bueno, dentro de lo malo, fue darnos cuenta de los errores que se cometieron en el paso a paso. Sabemos que no tenemos el presupuesto de otros equipos, ni los corredores, pero es nuestro equipo y siempre con orgullo. Es nuestro equipo y lo defendemos.

P. Justamente del equipo se han ido algunos de sus gregarios más fieles, Castroviejo, Gorka Izagirre, los hermanos Herrada. ¿Se ha debilitado su núcleo duro?

R. Por lo menos tenemos confianza en los que han quedado y vienen jóvenes muy buenos, aunque hasta que no revienten no se puede contar con ellos en la manera en que lo hacíamos con Gorka o Castro, que tenían toda la experiencia. Y tenemos a Alejandro y Landa, que tienen gran experiencia, y los otros personajes que tenemos como Bennati, Imanol, Jasha, Andrey... que siguen ahí. Hacen el trabajo que necesitamos. Es verdad que hemos perdido grandes corredores y los echaremos en falta. Pero espero que no nos den tanta guerra ahora en contra de nosotros.

P. ¿Cuando el líder no anda el equipo siempre parece peor?

R. Si vamos de líderes todos dan el 120 %. Si no, como en el Tour, se dedican siempre a proteger a su líder y a intentar animarlo, pero íbamos hasta donde íbamos.

P. ¿Le gusta el recorrido recién anunciado?

R. No me disgusta, no. El tema es llegar bien como otros años que llegué bien y no tener ninguna complicación. Ese es el tema. Seguiré con los mismos entrenadores, pero quizás cambie de hábitos y en mayo haga altura en Europa en vez de en Colombia como siempre. Eusebio quiere que corra mucho en Francia en primavera y luego alguna clásica, Dauphiné y Tour...

P. ¿Y Vuelta?

R. Nos centramos ahora mismo en el Tour. Y sabemos que Alejandro será el que lidere en la Vuelta... Y por eso tenemos tranquilidad o, más que tranquilidad, agrado de que venga Landa para cada uno cumplir tareas.

Cargando