Policías cometieron "violaciones graves de DDHH" en enfrentamientos en México

Policías mexicanos hicieron un uso excesivo de la fuerza y cometieron violaciones graves a los derechos humanos en los enfrentamientos ocurridos el 19 de junio de 2016 en el sureño estado de Oaxaca, donde murieron siete personas, informó hoy la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

La CNDH dio a conocer su recomendación por los hechos ocurridos cuando agentes acudieron a las poblaciones de Nochixtlán, Huitzo y Hacienda Blanca y Viguera para dispersar un bloqueo encabezado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Tanto agentes federales como estatales cometieron "violaciones graves" a derechos como los relativos a la vida, la libertad, la integridad y seguridad personal, entre otros, señaló hoy en una rueda de prensa el titular de la CNDH, Luis Raúl González.

Siete personas murieron como consecuencia de los enfrentamientos, 453 civiles con lesiones físicas -45 por armas de fuego- o psicológicas, y 106 policías lesionados, cuatro de ellos por armas de fuego.

González remarcó que durante el operativo ejecutado "no se observaron plenamente los protocolos de actuación, en particular por lo que hace al uso legítimo de la fuerza y a la necesidad de priorizar el uso de mecanismos y técnicas no violentas".

Además, hubo una "mala coordinación" entre las corporaciones policiales" y una "inexistente cadena de mando clara". Muchos de los policías acudieron sin estar adiestrados debidamente y sin el equipamiento adecuado.

"La fuerza letal fue empleada de manera desordenada, arbitraria y a consideración individual de cada policía", aseveró el ombudsman.

La recomendación destaca que en Nochixtlán, pese a las instrucciones que los policías recibieron en el inicio del operativo de no acudir con armas, hubo elementos estatales que incumplieron esta instrucción y emplearon las armas en la confrontación con los pobladores, algunos de los cuales también portaban armas.

En cuanto a la investigación de los hechos, que fue asumida por la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), la CNDH refirió que esta institución "durante más de un año no ha realizado diversas diligencias que resultan necesarias para conocer la verdad y determinar las responsabilidades".

También hace falta que se realice una reconstrucción de los hechos y toma de declaraciones de testigos y víctimas.

La recomendación de la CNDH está dirigida al gobierno de Oaxaca, la Comisión Nacional de Seguridad, la PGR y la Fiscalía General del Estado de Oaxaca.

Los 26 puntos que recoge el documento -detalló González- tienen como fin "garantizar que la verdad y la justicia llegue a este caso, se deslinden las responsabilidades que se hayan generado y se apliquen las sanciones que en derecho procedan".

Asimismo, que "se reparen los daños y afectaciones causados a las víctimas, se atiendan las problemáticas socio económicas existentes en la región donde se presentaron los hechos y, de manera enfática, se prevenga el que se repitan hechos similares".

Entre otras medidas, la CNDH pide que se emprenda un proyecto de reparación del daño colectivo, mediante acciones que restablezcan el tejido social y reparen los daños en Nochixtlán, así como que se ofrezca una disculpa pública institucional a las víctimas y sus familiares.

El organismo también recomienda el uso de las cámaras fotográficas, de videograbación y grabación de audio para documentar los operativos, y que se siga integrando material en la carpeta de investigación, la cual "deberá determinarse en un tiempo razonable".

Outbrain