¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

BRASIL CORRUPCIÓN

Temer dice en carta a diputados que hay una "conspiración" para derribarlo

El presidente brasileño, Michel Temer, aseguró hoy que es "víctima de una conspiración" que busca derribarlo, en una carta que envió a diferentes miembros de la Cámara de Diputados, que mañana analizarán en una comisión la nueva denuncia penal contra el mandatario presentada por la Fiscalía.

"Jamás podría creer que hubiese una conspiración para derribarme de la Presidencia de la República, pero los hechos me convencieron. Y son incontestables", afirmó el jefe de Estado en su misiva a los parlamentarios en la que citó numerosos episodios que supuestamente demostrarían la existencia de un complot.

De acuerdo con la gubernamental Agencia Brasil, Temer envió su carta de cuatro páginas a legisladores oficialistas y opositores tanto de la Cámara de Diputados como del Senado.

En una defensa a las nuevas acusaciones que le hizo la Fiscalía, el gobernante aseguró que sufre "una campaña implacable con ataques torpes y mentirosos".

"Mi indignación es la que me lleva a dirigirme a ustedes. Son muchos lo que me aconsejan a no decir nada con respecto a los episodios que afectan directamente mi honra, pero para mí es inadmisible. No puedo quedarme callado. No debo silenciar", asegura Temer al inicio de su mensaje.

El contenido de la carta se conoce a vísperas de una reunión en que la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados analizará la nueva denuncia que la Fiscalía presentó contra Temer, que dentro de unos díez días será debatida por el pleno de ese órgano legislativo.

El aval es necesario para la eventual apertura de un juicio penal contra el mandatario en la Corte Suprema.

Temer fue acusado penalmente de los delitos de obstrucción a la justicia y asociación para delinquir con base en las confesiones hechas por diferentes empresarios que llegaron a acuerdos con la Fiscalía para denunciar a sus cómplices en diferentes corruptelas a cambio de la reducción de sus penas.

En agosto pasado, la Cámara de Diputados ya negó una primera denuncia por corrupción de la Fiscalía contra el mandatario, en una votación de fuerte contenido político en la que la poderosa base parlamentaria impuso la mayoría que aún conserva.

El diputado Bonifácio Andrada, instructor de la comisión, ya ha recomendado que los nuevos cargos sean archivados, pues desde su punto de vista presentan una "notoria falta de pruebas".

Andrada puso en tela de juicio la validez de los testimonios que sirven de base a la acusación, principalmente los prestados por los dueños del grupo cárnico JBS en el marco de un acuerdo de cooperación judicial que luego fue anulado una vez que se comprobó que mintieron en algunas declaraciones o que omitieron información sobre diversos asuntos.

Temer también hizo referencia en su carta la supuesta falta de validez de las pruebas presentadas por los dueños de la JBS y aseguró que las acusaciones en su contra son "afirmaciones falsas y denuncias ineptas basadas en hechos construidos artificialmente".

Agregó que ese "complot" viene siendo "desmontado" con la divulgación de nuevas conversaciones en las que sus acusadores admiten que su objetivo es afectar la Presidencia.

El mandatario igualmente citó declaraciones en las que el expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, que está preso hace varios meses por corrupción, afirmó que intentó negociar un acuerdo con la Fiscalía pero que el entonces fiscal general, Rodrigo Janot, lo rechazó porque no incluía ninguna referencia a supuestos crímenes cometidos por el jefe de Estado.

De acuerdo con Temer, Cunha dijo en una entrevista a un semanario que "su delación no fue aceptada porque el Procurador General le exigía que incriminase al presidente de la República. Esta negativa llevó a Janot a buscar otras personas dispuestas a incriminar al presidente".

Cargando