¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU GUANTÁNAMO

Condenan a 13 años de cárcel a un organizador del ataque al petrolero Limburg

Un tribunal militar condenó hoy a 13 años de cárcel al terrorista de Al Qaeda Ahmed Al Darbi, quien fue uno de los cerebros contra el ataque al petrolero de bandera francesa MV Limburg en 2002 y que lleva preso más de quince años en la base de EEUU en Guantánamo (Cuba).

El acusado se enfrentaba a los cargos de ataque a civiles, ataque a bienes civiles, dañar un navío, terrorismo, tentativa de dañar un navío y tentativa de terrorismo.

Estas acusaciones hubieran podido valerle tres cadenas perpetuas y dos penas de veinte años cada una, sin embargo, un acuerdo extrajudicial alcanzado entre las partes en febrero de 2014, forzaba al juez, el coronel Douglas K. Watkins, a dictar una condena que debía oscilar entre los 13 y los 15 años.

Los términos del acuerdo establecían que Al Darbi vería reducida sustancialmente su condena por buen comportamiento, a cambio de que se declarara culpable y de que colaborara con las autoridades, motivo por el cual se retrasó más de tres años la audiencia de sentencia.

Al Darbi (Taif, 1975) podría cumplir parte de la condena en su tierra natal, Arabia Saudí, pero no podrá descontar de la pena los once años y siete meses que pasó a la espera de juicio retenido en el centro penal de Guantánamo, donde se ha convertido en uno de los 41 reos que aún permanecen allí.

En la vista de sentencia, celebrada en el Complejo Legal Expeditivo de la Base Naval de EE.UU. en Guantánamo (Cuba) y que pudo seguirse desde la base militar de Fort Meade (Maryland), el acusado dijo que saldrá de prisión convertido en "una mejor persona" y aseguró haber perdonado todo "el daño" que le fue causado durante su cautiverio.

El yihadista saudí fue uno de los cerebros del ataque en el Estrecho de Adén, el 6 de octubre de 2002, contra el MV Limburg, en el que falleció el búlgaro Atanas Atanassov, resultaron heridos doce marineros y unos 90.000 barriles de petróleo fueron vertidos al mar, después de que una barca cargada de explosivos se estrellara contra el casco del barco.

Al Darbi, que fue detenido en Azerbaiyán cuatro meses antes del atentado, se encargó principalmente de los aspectos logísticos de la operación.

Cargando