¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HONDURAS CÁRCELES

Honduras traslada a los últimos presos de penal sampedrano antes de su cierre

Las autoridades de Honduras comenzaron hoy a trasladar a otras cárceles a los últimos 941 presos que permanecían recluidos en el centro penal de San Pedro Sula, norte del país, que este viernes cierra sus puertas tras más de 60 años de historia.

Así lo informó el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien dijo que el traslado de los reos comenzó la madrugada de este viernes y espera que finalice al final del día con una inspección del sitio a cargo de fuerzas de seguridad.

"Es la operación más grande que se realiza simultáneamente en una sola consecución de eventos de la historia de América", subrayó Hernández en declaraciones a la radio HRN desde Perú, adonde llegó anoche para reunirse hoy con su homólogo Pedro Pablo Kuczynski.

Señaló que los presos trasladados por las autoridades son de baja peligrosidad, muchos de ellos "les queda poco tiempo para cumplir sus sentencias".

Añadió que el primer traslado tuvo lugar a las 06.25 hora local (12.15 GMT), cuando desde el interior del penal sampedrano salieron varios vehículos con 240 presos, que fueron trasladados a una cárcel de mediana seguridad en El Porvenir, oriente hondureño, a la que también fueron enviados otros 239 reos.

Otros 380 reos fueron trasladados a la Penitenciaria Nacional, la principal cárcel del país, ubicada al norte de Tegucigalpa, y 80 más al penal de El Progreso, norte del país, según las autoridades.

Al concluir el trasladado de los reos, las autoridades hondureñas ingresarán al penal con el batallón canino para realizar "una inspección preliminar" del lugar y declararlo "clausurado", indicó el gobernante.

Posteriormente, los edificios donde hasta hoy funciona el centro penal de San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras, serán "demolidos", afirmó Hernández, que invitó a los sampedranos a participar el domingo en el inicio de una consulta para saber qué quieren que se construya en ese lugar.

"Sueño con que este sea un proceso en el que quede marcado para la historia lo dañino, la maldad que se dio en ese lugar y cómo el Estado de Honduras tomó la decisión de cerrarlo para dar pie a nuevo sistema carcelario que le dé más seguridad al pueblo hondureño", enfatizó.

Destacó que el cierre del penal busca crear en el sitio "algo que generé esperanza, que genere convivencia y que refleje lo que queremos construir en Honduras, un país donde todos vivamos libremente, podamos convivir en familia, disfrutar de las bellezas de nuestro país".

Además, será un proceso de "sanación" para la ciudadanía sampedrana que ha "sufrido tanto esta década y media a consecuencia de la criminalidad", añadió el gobernante hondureño.

Según las autoridades, el 80 por ciento de los ataques y masacres perpetradas en Honduras son ordenadas por pandilleros que operan desde las cárceles.

El sistema penitenciario de Honduras, compuesto por una treintena de cárceles, alberga a 17.712 presos, cuando su capacidad máxima es de 8.000, y menos de la mitad de los reclusos han sido sentenciados, según cifras oficiales.

Cargando