¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CHINA CONGRESO LÍDERES (Serie Previa)

El PCCh celebra su XIX Congreso para renovar a sus líderes y reforzar a Xi

El Partido Comunista de China (PCCh), en el poder desde 1949, inicia el 18 de octubre un XIX Congreso trascendental, en el que elegirá a la cúpula que controlará el régimen hasta 2022 y donde la verdadera incógnita es saber de qué nuevos líderes se rodeará el presidente Xi Jinping.

Pekín, 13 oct (EFE).- El Partido Comunista de China (PCCh), en el poder desde 1949, inicia el 18 de octubre un XIX Congreso trascendental, en el que elegirá a la cúpula que controlará el régimen hasta 2022 y donde la verdadera incógnita es saber de qué nuevos líderes se rodeará el presidente Xi Jinping.

Durante varios días -la duración no está fijada- 2.287 altos cargos del partido se citan en el Gran Palacio del Pueblo para renovar sus órganos rectores, en un momento, según la propaganda oficial, "crítico para la construcción del socialismo con características chinas".

El objetivo del XIX Congreso es elegir primero un nuevo Comité Central, actualmente formado por 205 miembros y 171 suplentes, para que después los líderes más destacados de ese órgano sean designados para el Politburó, ahora compuesto por 24 personas.

Finalmente, se designarán de entre los miembros del Politburó aquellos que compondrán el Comité Permanente, verdadero núcleo de poder en el PCCh y en China, formado actualmente por siete personas y encabezado por el secretario general, Xi Jinping, quien salvo mayúscula sorpresa seguirá siendo el rector del Partido y el Estado.

Desde la muerte del fundador del régimen Mao Zedong en 1976, el Congreso del PCCh se celebra cada cinco años, y desde los 90 sólo renueva al secretario general de la formación en las ediciones pares, por lo que en esta ocasión no toca que Xi deje su trono.

"No es probable que el XIX Congreso sea un momento tan decisivo como lo fue la edición anterior, dado que Xi ya ha consolidado su liderazgo", prevé Alice Ekman, jefa de investigación sobre China en el Instituto Francés de Relaciones Internacionales.

"Los nuevos nombramientos, por sorprendentes que pudieran ser, no alterarán seguramente el estilo de gobierno y las prioridades", por lo que Xi "mantendrá su control completo sobre la toma de decisiones", señaló a Efe.

Habrá en todo caso gran expectación por ver quién se va y quién se queda en el Comité Permanente, los "siete magníficos" que controlan el régimen, ya que se vaticina que al menos cinco de ellos podrían jubilarse.

La tradición dicta en el PCCh que aquellos líderes que sobrepasen los 68 años llegado un Congreso dejen ese Comité Permanente, lo que los chinos conocen como la regla del "qi shang ba xia" (siete arriba, ocho abajo), por lo que sólo Xi Jinping (de 64 años) y el primer ministro Li Keqiang (de 62) deberían en teoría quedarse.

En cambio, podrían dejar el Comité Permanente el presidente del Legislativo Zhang Dejiang (70 años), Yu Zhengsheng (72), el jefe del aparato propagandístico Liu Yunshan (70), Zhang Gaoli (70) y el poderoso Wang Qinshan (69), jefe de la comisión disciplinaria del PCCh.

Este último ha dirigido la campaña anticorrupción que desde la llegada de Xi ha castigado a 1,4 millones de miembros del PCCh, consiguiendo con ello un poder y prestigio tales que podría quedarse en el comité, rompiendo las reglas y generando dudas.

Tampoco se sabe si el Comité Permanente seguirá teniendo siete miembros, ya que algunos observadores abrigan la conjetura de que Xi podría reducir su número a cinco, para concentrar aún más el poder en su persona.

Sobre posibles sucesores, varios son los nombres que suenan en las quinielas, aunque en casi todas ellas está Chen Miner, de 57 años, visto como un protegido de Xi desde que ambos trabajaron juntos la pasada década en Zhejiang, cuando el ahora presidente era jefe del PCCh en esa provincia oriental.

Otro aliado de Xi que suena como posible adición es Li Zhanshu, de 67 años, que como director de la Oficina General del PCCh ejerce de secretario personal y mano derecha del presidente.

"Xi se rodeará de un grupo de líderes leales y se asegurará de que sean más jóvenes, pero no sucesores obvios que puedan hacerle sombra", analizó para Efe Kerry Brown, profesor de Estudios Chinos del King's College londinense.

Otros candidatos son el viceprimer ministro Wang Yang (62 años), el jefe del PCCh en Shanghái, Han Zheng (63), y su colega en Cantón, Hu Chunhua (54), visto como un protegido del anterior presidente chino, Hu Jintao, aunque el estilo personalista de Xi ha difuminado la influencia de su antecesor.

"Xi es poderoso y lo será más tras el Congreso", predice la profesora Zhu Jiangnan, de la Universidad de Hong Kong, quien subraya que en el Congreso probablemente se enmendará la constitución del PCCh para incluir teorías del presidente y elevarlo así a la altura de antecesores como Mao o Deng Xiaoping.

Cargando