¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HURACANES ATLÁNTICO CENTROAMÉRICA (Previsión)

C.Rica y Nicaragua trabajan para llevar ayuda a miles de afectados por Nate

Costa Rica y Nicaragua trabajan hoy para llevar ayuda humanitaria a los miles de afectados por las lluvias asociadas a la tormenta tropical Nate, tras la devastación del jueves, cuando también golpearon, con menos fuerza, a Honduras y Panamá, causando una veintena de muertos y más de 30 desaparecidos.

Este viernes las autoridades cifraron en 12 los muertos en Nicaragua y en 10 en Costa Rica, así como en 7 y 25 los desaparecidos en ambos países, respectivamente.

En Costa Rica, pueblos enteros continuaban aún este viernes bajo las aguas. El presidente Luis Guillermo Solís decretó tres días de duelo y anunció que se coordinan esfuerzos con municipios y empresarios que tengan maquinaria pesada o aeronaves para llegar a quienes más lo necesiten.

Los vuelos pretenden evacuar ciudadanos que necesiten atención prioritaria como mujeres embarazadas, adultos mayores y niños; entregar suministros, víveres, medicamentos y oxígeno, mientras que la maquinaria intentará abrir el paso en rutas bloqueadas por derrumbes en todo el país.

"Debido al tamaño del evento hay una gran cantidad de lugares aislados. Hay destrucción total de puentes, derrumbes, deslaves que han destruido partes importantes de las carreteras o las han bloqueado", explicó el mandatario.

Añadió que hay "personas en vehículos atrapadas, que están bien de salud, pero no han podido ser evacuadas porque no hay condiciones en la zona" para ello.

Las mayores afectaciones se presentan en las provincias de Guanacaste (noroeste) y Puntarenas (sur), ambas en el Pacífico, así como Pérez Zeledón (sur), provincia de San José, según las autoridades, que han cifrado en 7.000 las personas que se encuentran en 95 albergues habilitados.

Costa Rica fue declarada en emergencia nacional el jueves, las clases están suspendidas y el Gobierno dio asueto a los empleados públicos.

En Nicaragua, donde el Gobierno mantiene un alerta amarilla, de prevención, y las clases están suspendidas, la Empresa Nacional de Alimentos Básicos (ENABAS) inició esta madrugada el envío de ayuda y alimentos a miles de afectados por las inundaciones provocadas por Nate y las fuertes lluvias propias de la temporada húmeda.

Los víveres enviados incluyen, entre otros, alimentos, kits de higiene, frazadas y colchonetas.

Las autoridades de socorro de Nicaragua han cifrado en 2.880 las familias afectadas, con sus casas anegadas o inundadas, ubicadas en su mayoría en el departamento de Rivas (sureste) y a Chontales (centro), dos de las zonas más afectadas según los reportes oficiales del Gobierno.

El turístico poblado de San Juan del Sur, en Rivas, amaneció este viernes con embarcaciones de pesca y turismo estrellados contra los negocios ubicados frente a la bahía, constató Efe durante un recorrido.

Honduras, por su parte, reportó este viernes oficialmente 2 víctimas mortales a causa de las precipitaciones asociadas a la tormenta tropical Nate, y anunció que 2 personas reportadas el jueves como desaparecidas fueron halladas con vida.

Las autoridades hondureñas declararon este viernes una alerta roja, de emergencia, en dos departamentos del sur del país, y mantuvieron la amarilla, de vigilancia, en los otros 16.

La medida se tomó ante los pronósticos de "lluvias, deslizamientos y saturación de suelo", señaló el organismo de protección civil de Honduras.

En Panamá, se vincula a los efectos del "disturbio tropical" un naufragio el miércoles en la noche que dejó a una mujer muerta, mientras que este viernes se informó que se halló el cuerpo de otra que había desaparecido el jueves, en circunstancias no detalladas, y que siguen en busca de un hombre en un río de la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica.

Las lluvias caídas en Panamá entre el miércoles y jueves afectaron a cerca de dos centenares de viviendas, la mayoría ubicadas en Chiriquí, donde ríos desbordados anegaron también carreteras.

Las autoridades reportan este viernes una mejoría en las condiciones climáticas del país, que se encuentra en temporada de lluvias.

Cargando