¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Paola y Carlos Solarte aseguran que demostrarán su inocencia

Fiscalía investiga a los empresarios Carlos Alberto Solarte y su hija Paola Fernanda, implicados en el soborno para la construcción del interconector Tunjuelo – Canoas.

La Fiscalía General de la Nación anunció la imputación de cargos contra los empresarios Carlos Alberto Solarte y Paola Fernanda Solarte, directivos de la empresa constructora que lleva su apellido y que ha sido una de las principales contratistas del país en los últimos años. 

La entidad acusadora les imputará los delitos de contratación sin cumplimiento de los requisitos legales, peculado por apropiación y cohecho por dar y ofrecer, debido a las acciones en que incurrieron para quedarse con el contrato para construir el interconector Tunjuelo-Canoas, en consorcio con la multinacional brasileña Odebrecht. 

Se trata del contrato que se firmó en 2009 entre la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá y el Consorcio Canoas, integrado por la empresa constructora Norberto Odebrecht y el grupo Solarte, para la descontaminación del río Bogotá. 

Por este mismo caso la Fiscalía citó a imputación de cargos al exalcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas. 

Por ese mismo contrato también habrá hoy imputación al exalcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas (en cuyo gobierno fue firmado, por más de $80.000 millones) y a otras personas, según anunció la vicefiscal, María Paulina Riveros. Ellos serían el interventor Jaime Buenaventura y el subcontratista Orlando Fajardo. 

La vicefiscal también habló esta mañana sobre medidas que ha tomado el ente investigados en otros casos relacionados con el escándalo por los sobornos de Odebrecht. 

Por ejemplo, reveló que esa empresa, a través de su ya famoso ‘Departamento de Operaciones Estructuradas’ (que concretaba los sobornos) pagó $4.000 millones para asegurarse la firma de un contrato con el Ministerio de Transporte, que le diera estabilidad jurídica a sus operaciones. 

Dicho contrato fue firmado entre el Consorcio Ruta del Sol II y el Estado el 31 de diciembre de 2012 y en él se estableció que el Gobierno mantendría a la empresa la tasa del Impuesto al Patrimonio vigente en ese momento. 

Por las gestiones irregulares que se habrían hecho para llegar a ese contrato, la Fiscalía imputará cargos al congresista Antonio Guerra de la Espriella, a los excongresista Otto Bula y Bernardo ‘Ñoño ‘Elías y al empresario Federico Gaviria.

A su vez, Carlos y Paola Solarte dijeron, a través de un comunicado, que demostrarán su inocencia en caso Odebrecht.

Este es el comunicado emitido por la familia Solarte a través de su abogado Abelardo De La Espriella . 

Cargando