¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BIRMANIA ROHINYÁS

Rusia y China defienden al Gobierno birmano y rechazan medidas en la ONU

Rusia y China defendieron hoy en la ONU los esfuerzos del Gobierno birmano para poner fin a la crisis en el estado de Rakáin y rechazaron los llamamientos de EE.UU. a tomar medidas contra el país.

En una reunión del Consejo de Seguridad, tanto Moscú como Pekín defendieron que la situación en Birmania está comenzando a estabilizarse, en contraste con los mensajes de Naciones Unidas y de las potencias occidentales, que insistieron en el drama que está viviendo los rohinyás.

China, que mantiene buenas relaciones con su vecino, subrayó que confía en el trabajo de las autoridades para solucionar la crisis y pidió "paciencia" y "apoyo".

"Sabemos los esfuerzos que el Gobierno de Birmania está haciendo", dijo por su parte el embajador ruso, Vasili Nebenzia, quien insistió en que los ataques de insurgentes rohinyá están en el origen del conflicto.

Nebenzia dijo que la información que llega de Rakáin no es clara y dijo que algunos episodios violentos de los que se acusa al Gobierno son cometidos por "terroristas" y no por las autoridades, por lo que hizo un llamamiento a la "objetividad".

"Tenemos que ser muy cuidadosos cuando usamos conceptos como genocidio y limpieza étnica", advirtió el representante ruso.

Tanto la ONU como EE.UU. han hablado de "limpieza étnica" para referirse a la persecución que están sufriendo los rohinyás, en medio de una crisis que ha llevado a más de medio millón de personas a huir a la vecina Bangladesh en poco más de un mes.

Cargando