¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CHILE VIOLENCIA

Arzobispo chileno pide a Bachelet diálogo con familias de mapuches en ayuno

El arzobispo católico de la ciudad chilena de Concepción, Fernando Chomalí, pidió hoy a la presidenta Michelle Bachelet que "genere un diálogo" con las familias de cuatro comuneros mapuches encarcelados que cumplen hoy 110 días de ayuno.

"Ayer me comuniqué con el Ministerio del Interior y mañana volveré a hacerlo, para ver de qué manera puede haber un diálogo o un gesto para que termine la huelga de hambre", dijo Chomalí a los periodistas, tras reunirse con alcaldes mapuches de diversas localidades del sur de Chile.

"Sería muy doloroso e impensable que haya un muerto", añadió el prelado de Concepción, cuya catedral lleva varios días ocupada por familiares y amigos de los presos en ayuno.

Los hermanos Benito, Pablo y Ariel Trangol Galindo, junto a Alfredo Tralcal Coche, están en prisión preventiva desde julio del año pasado, cuando fueron imputados por terrorismo, como presuntos autores del incendio de una iglesia evangélica en la localidad de Padre Las Casas.

Los cuatro se declararon en huelga de hambre para exigir no ser procesados por la ley antiterrorista, lo que ha sido descartado por el Gobierno y la Fiscalía, sobre la base de la gravedad del incendio de la iglesia en momentos en que se celebraba un culto y había una veintena de personas que pudieron haber muerto.

Juan Carlos Reinao, alcalde de la localidad de Renaico y uno de los que se reunieron con el arzobispo Chomalí, dijo a radio Cooperativa que teme "un desenlace fatal en los próximos días".

Los comuneros, que están bajo observación médica en la cárcel de Temuco y han sido sometidos a exámenes de salud en el hospital de la ciudad, "ya tienen secuelas graves y en los próximos días puede darse el segundo paso, que es la muerte", según Reinao.

Juan Carlos Tralcal, sobrino de uno de los ayunantes, que se reunió también con el arzobispo Chomalí, afirmo después que mientras no haya un diálogo "real" del Gobierno con los comuneros, estos mantendrán la huelga de hambre.

Afirmó que el Gobierno no le ha dado importancia al caso, sino que ha adoptado una política represiva contra el pueblo mapuche, con la aplicación de la ley antiterrorista.

Agregó que a su juicio, la detención de ocho comuneros que hoy fueron imputados por terrorismo, acusados de la quema de casi una cincuentena de camiones y puestos en prisión preventiva, ha sido "una maniobra para quitar protagonismo a la huelga de hambre y deja al descubierto "la represión permanente que sufre el pueblo Mapuche".

En el sur de Chile persiste desde hace décadas el llamado conflicto mapuche, que enfrenta a algunas comunidades que reclaman tierras ancestrales con empresas agrícolas o forestales.

En los últimos años el conflicto ha derivado en episodios de violencia en los que han muerto varios comuneros, policías y agricultores, mientras varias decenas de indígenas han sido procesados y condenados por diversos delitos, principalmente ataques incendiarios.

Cargando