¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Descubre la belleza natural de Australia

Las Tres Hermanas, los acantilados de Cape Pillar y la formación Wedding Cake Rock son solo tres de los parajes naturales más espectaculares del país

A pesar de encontrarse en el otro lado del globo terráqueo para millones de personas, Australia es y seguirá siendo uno de los destinos favoritos para los amantes del viaje. Y es fácil entender por qué. El país oceánico alberga algunos de los parajes naturales más espectaculares del mundo, como lo son los tres ejemplos que se listan a continuación.

Situadas en la región montañosa de las Montañas Azules, las Tres Hermanas son un conjunto de rocas que con el paso de los siglos y la erosión han conseguido una forma ciertamente inusual que las ha convertido en uno de los lugares más visitados del sureste del país.

Cuenta la leyenda indígena que hace años habitaban en esos lares dos tribus rivales. Las hermanas Meehni, Wimlah y Gunnedoo, de una de las tribus, se enamoraron de tres hombres de la otra tribu, algo que estaba prohibido y en seguida dio pie a un sangriento enfrentamiento. Para proteger a las jóvenes, un brujo las convirtió en estas formaciones rocosas, pero murió antes de que las pudiera devolver a su forma humana.

Otra de las rocas más famosas del archipiélago australiano se encuentra en la isla de Tasmania. Punto de encuentro de escaladores atrevidos de medio planeta, los acantilados marinos de Cape Pillar tienen un particular color gris y una altura de más de 300 metros que hacen de estas rocas una de las más peligrosas del mundo.

Más accesible para la mayoría de la población, encontramos la formación Wedding Cake Rock en el Parque Nacional cercano a la ciudad de Bundeena. Su color claro natural contrasta con los tonos anaranjados de la arena de los alrededores, lo que hace de este rincón de Australia uno todavía más espectacular. Tristemente, muchos expertos han predicho que en un periodo de menos de 10 años esta belleza natural podría desprenderse y desaparecer por siempre en las profundidades del mar.

Cargando