¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Por qué es más fácil emocionarse con una película en un avión?

Los pasajeros tienden a llorar con más facilidad durante un vuelo que en tierra, y eso se debe a la confluencia de varias circunstancias, como el ambiente íntimo creado en el aire.

Varios especialistas han determinado las causas que explicarían por qué es más habitual llorar cuando se disfruta de una película durante un trayecto en avión que cuando se hace, por ejemplo, en el salón de casa. Los motivos van desde la íntima atmosfera que se crea en el vehículo a los cambios hormonales que sufren los pasajeros al volar a varios kilómetros de altura.

"La configuración de los aparatos de entretenimiento en un avión produce un cierto grado de intimidad que puede hacer más probable las respuestas emocionales. Cuando se llora en un avión, las lágrimas son en realidad de satisfacción, no de tristeza", asegura el profesor de la Universidad de Washington Stephen Groening, especializado en cine y medios de comunicación.

Aunque no está del todo comprobado, hay quienes apuntan que este llanto fácil también podría justificarse con las presiones a las que está sometido el aeroplano, y que también provocarían que los viajeros sientan habitualmente cierto cansancio después de un vuelo.

"Hemos demostrado que ciertos aspectos del estado de ánimo se ve alterado al estar expuesto a la presión de la cabina equivalente a altitudes de 2-4 kilómetros. Sabemos muy poco sobre el efecto de que tiene estar expuesto a varias de estas causas de estrés en la mente y el estado de ánimo. Pero sí que sabemos que existe una fatiga generalizada asociada con los viajes de larga distancia", explica, Stephen Legg, profesor de ergonomía de la Universidad Massey.

Cargando