¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HURACANES ATLÁNTICO

Cuba reabre túnel de bahía de La Habana tras inundación por el huracán Irma

El túnel de la bahía de La Habana, considerado una de las 7 maravillas de la ingeniería civil cubana, quedó abierto hoy al tráfico tras dos semanas de intensos trabajos de recuperación debido a que quedó inundado por las penetraciones del mar provocadas por el impacto del huracán Irma en la isla.

Para la recuperación del túnel, el más importante de la capital cubana por el que transitan diariamente 34.000 vehículos, fue necesario evacuar el agua que lo inundó para posteriormente restablecer todos los sistemas técnicos, explicó el director del Centro Nacional de Vialidad, Raúl Díaz Guadarrama.

La rehabilitación conllevó a instalar semáforos nuevos, incorporar en el alumbrado la tecnología LED, lo que mejoró sustancialmente el sistema de señales y de iluminación, precisó el especialista citado por la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Además señaló que el vial fue inspeccionado "minuciosamente" por especialistas del Centro de Investigaciones de la Construcción y personal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), para comprobar su seguridad.

El túnel corre por un canal debajo de la bahía habanera a lo largo de 733 metros a una profundidad de 12 ó 14 metros.

Esta vía permite el paso por cuatro pistas de tráfico de 3,35 metros de ancho cada una, que conectan La Habana Vieja con la zona este de la capital cubana, donde se encuentran los repartos residenciales Bahía y Alamar, este último un conjunto de edificaciones que aloja a más de 100.000 personas.

Dispone de suministros de energía, generación auxiliar, bombas de drenaje, ventilación, iluminación y control de tránsito, y fue evaluada entre las siete maravillas de la construcción civil de Cuba por su geometría, apoyos o cimentaciones, innovadores métodos constructivos y la calidad de los materiales empleados.

Esta majestuosa obra fue construida por la empresa francesa Societé de Grand Travaux de Marseille, con una inversión de 28,5 millones de pesos equivalentes a dólares, en treinta meses entre 1957 y 1958, cuando se inauguró.

Cargando