¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU ARTE (Previsión)

El "pequeño Prado de Texas" expone una serie de pinturas de Zurbarán

Trece pinturas del maestro del siglo de Oro español Francisco de Zurbarán (1598-1664) visitan Estados Unidos por primera vez en una muestra itinerante que se presenta hoy en el Museo Meadows de Dallas (Texas, EE.UU.), conocido por el sector de las pinacotecas como el "pequeño Prado de Texas".

Estos retratos de tamaño natural, que representan al patriarca bíblico Jacob y a sus doce hijos, son un relato visual de las bendiciones de Jacob a cada uno de sus hijos desde el lecho de muerte, las cuales predecían su destino y el de sus tribus.

La serie estará expuesta hasta principios del próximo enero en el "pequeño Prado de Texas", un museo gestionado por la Universidad Metodista del Sur (SMU, por sus siglas en inglés) y fundado en 1965 por el petrolero Algur Meadows (1899-1978), un fanático del arte y la cultura española.

En la actualidad, el Meadows alberga una de las colecciones de arte español más nutridas y exhaustivas que existen fuera de España, una recopilación que abarca desde el siglo X al siglo XXI, y comprende objetos medievales, esculturas renacentistas y barrocas, e importantes pinturas de maestros del Siglo de Oro y modernos.

"Esta es una oportunidad única para ver de primera mano y tener una experiencia muy personal con una de las obras maestras de Zurbarán, uno de los grandes pintores españoles del siglo XVII", aseguró en un comunicado el director del museo texano, Mark Roglán, reconocido en el país por su profuso conocimiento del arte español.

Los lienzos, creados en la década de 1640, decoran actualmente la antigua sede del obispado de Durham (Inglaterra, Reino Unido) desde hace más de 250 años como símbolo del progreso en las relaciones entre las comunidades cristiana y judía de los países británicos.

Sin embargo, un proyecto de restauración en esta sede, el castillo de Auckland, llevó a las pinturas a ser expuestas en Dallas hasta enero para luego ir al museo Frick Collection de Nueva York hasta mayo.

"Estamos encantados de poder traer a Dallas estas obras de la pintura española del Siglo de Oro mientras se realiza una importante restauración en el castillo de Auckland y de brindar con ello a los visitantes la oportunidad de ver la serie 'Jacob y sus doce hijos', contextualizada en la historia y tradición estética del arte español", añadió Roglán.

Según el museo, la muestra dará a conocer resultados del primer análisis técnico de los lienzos, que se realizó durante el año pasado en el departamento de conservación del Museo de Arte Kimbell en Fort Worth (Texas, EE.UU.) y que reveló nuevos datos sobre los materiales y el proceso creativo del artista, así como sobre las fuentes impresas que inspiraron las figuras de Zurbarán.

La directora de conservación del museo Kimbell, Claire Barry, señaló en el mismo documento que en su investigación encontraron que el propio Zurbarán participó "activamente" en la creación de las obras, en lugar de limitarse a delegar su realización a su taller, como era habitual.

"Estas obras hablan ahora incluso con mayor claridad acerca de su creatividad e ingenuidad como artista, desde la manera en que transmitió las cualidades táctiles de los ropajes de las figuras hasta la expresividad del carácter y de la pose de cada personaje", concluyó la investigadora.

Francisco de Zurbarán, nacido en Badajoz (España) en 1598, fue uno de los grandes pintores del Siglo de Oro español y destacó especialmente en la pintura religiosa, un campo en el que es considerado representativo de la Contrarreforma.

Según recogen sus obras biográficas, fue amigo del pintor barroco Diego Velázquez, uno de los máximos exponentes de la pintura española y considerado un maestro de la pintura universal.

Cargando