¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PARAGUAY GUERRILLA

Cancelan reunión privada de Congreso y ministros paraguayos sobre violencia

La impuntualidad de los legisladores paraguayos provocó hoy la suspensión de la reunión "secreta" convocada para tratar la situación de inseguridad en el norte del país y la actuación y presupuesto destinado a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), informaron a Efe fuentes parlamentarias.

La sesión estaba prevista para las 15.00 hora local, pero media hora después todavía no había quórum para dar comienzo a la reunión, ya que solo se habían presentado 30 de los 41 diputados necesarios.

Ante esta situación, el ministro de Defensa, Diógenes Martínez, y el titular de Interior, Lorenzo Lezcano, decidieron levantarse y abandonar la sesión, por lo que esta no pudo llevarse a cabo.

La diputada independiente Olga Ferreiro reconoció en declaraciones a Efe que "los diputados llegaron más tarde" de la hora prevista, pero denunció que Martínez y Lezcano entraron en la sala "antes de que el pleno lo autorizara".

Pocos minutos después de que Martínez y Lezcano se retiraran, llegaron a la sala el resto de legisladores, aunque el encuentro ya no pudo seguir adelante y se abrió la sesión extraordinaria, también prevista para hoy.

No obstante, fuentes del Congreso adelantaron a Efe que se espera que la oposición siga insistiendo en este tema, por lo que en los próximos días podría volver a convocarse otra reunión similar para abordar la falta de seguridad en el norte de Paraguay, en concreto, en los departamentos de Concepción y San Pedro.

Estas son zonas de influencia del grupo Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), al que el Gobierno atribuye medio centenar de asesinatos y varios secuestros desde su fundación.

En las últimas semanas han desaparecido dos colonos menonitas en el departamento de San Pedro, Bernard Blatz y Franz Hiebert, aunque no se ha confirmado que se trate de un secuestro del EPP, puesto que no existe ninguna reivindicación, pedido de rescate o extorsión, por lo que las autoridades prefieren hablar de "desapariciones por privación ilegítima de libertad".

No obstante, el EPP sí tiene secuestrado al menonita Abraham, desde hace más de dos años, y al suboficial de la Policía Nacional Edelio Morínigo, el secuestrado que más tiempo lleva en manos del EPP, con más de 1.000 días cautivo.

También se encuentra secuestrado el ganadero Félix Urbieta, pero en este caso por parte un grupo escindido del EPP que también opera en la zona norte del país.

La respuesta del Estado para combatir al EPP fue la creación en 2013 del FTC, un grupo mixto de militares y policías.

Cargando