¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PERÚ EDUCACIÓN

Ministra reiteró que ningún sentenciado por terrorismo será profesor en Perú

La ministra peruana de Educación, Marilú Martens, reiteró hoy que ninguna persona que haya sido condenada o procesada por terrorismo ejercerá la docencia en Perú, al responder hoy a un pliego interpelatorio ante el Congreso tras la reciente huelga de maestros estatales.

Martens dijo que el Poder Judicial enviará a su oficina una relación de maestros nombrados y contratados que tienen sentencias o están procesados por terrorismo o apología del terrorismo, como parte de un convenio firmado con ese poder del Estado.

En ese sentido, la ministra ratificó "el compromiso para retirar de las aulas a los docentes o personal administrativo que estén incursos en graves delitos, en salvaguarda de los niños y adolescentes".

"Ninguna persona que haya sido condenada o se encuentre procesada por terrorismo o por apología estará frente a nuestros estudiantes", remarcó Martens durante su intervención en la sesión de interpelación planteada por el Parlamento, de mayoría opositora.

La titular de Educación respondió hoy al Congreso sobre la huelga de maestros estatales, que se extendió por más de dos meses, promovida, entre otros, por sectores de los gremios vinculados a los brazos políticos de la banda armada Sendero Luminoso.

Martens recordó que, a partir de noviembre próximo, los maestros nombrados y contratados ganarán como mínimo 2.000 soles (615 dólares), y que los maestros que trabajan en lugares más alejados percibirán 2.850 soles (876 dólares), de acuerdo a los incrementos aprobados tras la huelga de docentes.

El presupuesto nacional del 2018 le asigna a Educación más de 28.000 millones de soles (8.600 millones de dólares), lo que representa un incremento de 8 % respecto a la actual partida, señaló.

Uno de los principales aspectos reclamados en la reciente huelga de maestros fue el incremento de salarios y otros beneficios laborales, pero también rechazaban las evaluaciones a los profesores por parte del ministerio de Educación.

Martens informó que desde el 2014 a la fecha se han ejecutado 11 procesos de evaluación y han ascendido 63.000 docentes, y que durante su gestión se prevée ascender a 144.000 maestros como parte de la carrera pública magisterial.

"Es totalmente falso que estas evaluaciones conduzcan a despidos masivos", indicó la ministra, tras explicar que los docentes de escuelas públicas serán capacitados, en el caso de desaprobar sus exámenes.

"Todavía nos falta tener una educación de calidad, pero para lograr este objetivo es necesario la participación de todos los sectores que deben comprometerse en este principal objetivo, que busca el progreso y desarrollo del Perú", expresó.

Mientras Martens respondía al pliego interpelatorio en el Parlamento, un grupo de maestros que acata hoy un paro de 24 horas intentaba llegar a la sede del Congreso para pedir su salida del cargo.

El secretario general del sindicato de profesores en Lima, Edgar Tello, dijo a RPP Noticias que esperaban que los congresistas vean la "poca capacidad" de Martens para ocupar el cargo.

"La problemática del magisterio aún no ha sido solucionada, esperamos que (la ministra) reflexione, no hace nada bien que esté anunciando represalias y procesos administrativos" contra los maestros que acataron las protestas, manifestó Tello.

Al cabo de la presentación de la ministra, los legisladores tendrán un plazo para responder y plantear si Martens podría ser censurada, lo cual se votaría en una siguiente sesión plenaria.

Cargando