¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los aeropuertos apuntan a ser cada vez más digitales

Desde el transporte de equipajes hasta el comercio electrónico, pasando por la conexión a internet a través del Wi-Fi, existen numerosos ejemplos de cómo la tecnologíabeneficia pasajeros y aeropuertos.

La firma de consultoría Roland Berger estima que en solo unas décadas habrá muchos más servicios aeroportuarios totalmente automatizados, hasta el punto de que habrá robots encargados de gestionar el transporte de maletas.

Teniendo en cuenta la rapidez con la que, en las últimas décadas, se han venido incorporando a nuestro día a día toda clase de avances tecnológicos destinados a facilitar cualquier tarea de la vida cotidiana, no debería resultar en absoluto sorprendente que los expertos en la materia pronostiquen ahora nuevas transformaciones, en este caso, se centran en una de las industrias que tradicionalmente se han situado a la vanguardia de la técnica: la aeronáutica.

 Si hace solo unos días se especulaba con la posibilidad de que, en un período de menos de 20 años, empiecen a proliferar aviones sin pilotos y robots que cumplirían las funciones de los asistentes de vuelo de carne y hueso, ahora la firma de consultoría Roland Berger estima que el proceso de digitalización de los aeropuertos -de los que ya hay ejemplos claros como la popularización de las máquinas de facturación- nos llevará próximamente a disfrutar de muchos más servicios automáticos que prescindan de la ayuda humana.

"La gran ventaja de los aeropuertos es que cuentan con toda clase de oportunidades para la innovación, que se extienden a lo largo de toda la cadena de valor en lo que respecta a los servicios para el pasajero. Desde el transporte de equipajes hasta el comercio electrónico, pasando por la conexión a internet a través del Wi-Fi, existen numerosos ejemplos de cómo la tecnología puede beneficiar al pasajero y a los aeropuertos por igual", explica la compañía.

Pero como deja patente el informe presentado recientemente por la citada entidad, el grado de la implementación de todas estas novedades dependerá fundamentalmente de la valentía de las sociedades de gestión aeroportuaria, las cuales -siempre a juicio de Roland Berger- deberían apostar con entusiasmo por estas soluciones -en estrecha colaboración con las aerolíneas y otros agentes del sector- para ganar rentabilidad y mejorar de forma significativa la experiencia del usuario.

"Los aeropuertos deben aprovechar estas oportunidades y desarrollarlas al máximo, por lo que se necesita un nuevo enfoque más atrevido de análisis y acción. Los aeropuertos siempre han estado en la primera línea del desarrollo tecnológico por la propia naturaleza del negocio -tienen relación directa con aerolíneas, usuarios y poderes públicos- y han servido de ejemplo a muchas otras industrias que también se han venido beneficiando de la digitalización", reza otro extracto del estudio.

Uno de los factores que podría animar a todos los actores implicados a lanzarse de lleno a esta dinámica de digitalización integral reside en el incremento anual de los niveles de tráfico aeroportuario, especialmente en Asia, ya que ello favorece la reducción progresiva de los costes de inversión y, por tanto, haría de la tecnología una inversión mucho más atractiva y de mayor potencial.

Cargando