¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

Crean un robot “sacerdote” para funerales

Acaban de presentar el primer autómata que cumple con todas las funciones que pueden esperarse de un sacerdote tradicional en lo que a oficiar funerales se refiere.

El robot que oficia funerales /

Teniendo en cuenta el número cada vez menor de vocaciones religiosas que presentan las principales iglesias del mundo, no debería resultar del todo sorprendente que una desarrolladora japonesa, cómo no, se haya animado a fabricar un prototipo de robot capaz de asumir con éxito las numerosas funciones que debe cumplir un sacerdote tradicional en lo que a oficiar funerales se refiere.

Aunque la compañía SoftBank -responsable del proyecto- está convencida de que Pepper, que así se llama el autómata, podría ser programado para adaptarse a las numerosas religiones que pueblan el mundo, de momento su software solo incluye aquellos ritos y lecturas sagradas de la tradición budista, como quedó patente durante la presentación del invento en la pasada Exposición de la Industria Funeraria celebrada la semana pasada en la ciudad de Tokio.

A la espera de conocer la respuesta comercial que se derivará de este experimento, la empresa ha fijado un precio de 50.000 yens -cerca de 450 dólares- para todas aquellas congregaciones que quieran hacerse con sus servicios, una cantidad bastante razonable si se tiene en cuenta que un clérigo humano suele suponer una inversión de 2.200 dólares, como apuntan desde la propia SoftBank. 

Aunque Pepper puede presumir de ser el primer artilugio con la habilidad de presidir actos fúnebres, lo cierto es que tampoco es el primer androide en aliviar la pesada carga de trabajo de aquellas parroquias más modestas. De hecho, una iglesia evangélica de Nassau se convirtió en noticia hace unos meses al reclutar a un robot de nombre desconocido para que impartiera bendiciones por doquier a todos aquellos feligreses que pasaran por su lado.

"Es un experimento que en principio solo debería estimular el debate. Hay gente a la que le parece genial la idea, mientras que otros no pueden concebir que un objeto inerte, básicamente una máquina, se dedique a una labor tan espiritual. No creo que en el futuro vayamos a ver a estos robots reemplazando sacerdotes en su totalidad", apuntaba a la cadena NBC Sebastián von Gehren, portavoz de la mencionada iglesia.

Cargando