Conozca el hotel donde la playa queda en el segundo piso

En Renaissance Curaçao Resort & Casino puede disfrutar, en el mismo lugar, de una piscina natural, un fuerte en la bahía con siglos de antiguedad, un pasaje comercial con cinema, un café Starbucks solo para los huéspedes y sus reuniones, además de gimnasio, bar, y casino.

La isla de Curaçao es conocida por su diversidad cultural y colorida historia. Desde la influencia arquitectónica holandesa hasta el estilo de vida de sus habitantes; cada parte de la historia del “Corazón del Caribe” se ve reflejado en su presente.

El hotel Renaissance Curaçao está ubicado en la histórica capital, Willemstad. El Resort cuenta con 237 habitaciones y suites, restaurantes de lujo, acogedores lounges y atrayentes bares cercanos al hotel y al histórico Rif Fort, garantizando la comodidad, diversión y descanso de sus visitantes.

Para los momentos de descanso, los huéspedes pueden relajarse en la magnífica playa Infinity Beach Club. Este oasis de agua de mar, ubicado en un segundo piso del hotel, ofrece una experiencia única de playa elevada al lado de una piscina de agua dulce con una vista infinita.

El resort está lleno de diversas actividades esperando para sus visitantes. Para aquellos amantes de las compras el Renaissance Mall, un centro comercial al aire libre, ofrece una gran variedad de boutiques de marcas de renombre internacional a las que se añaden las tiendas ubicadas en el histórico Rif Fort.

En la noche, los turistas pueden probar su suerte en el vibrante Carnaval Casino. El único casino en la isla al estilo Las Vegas, en el que podrá disfrutar de excitantes y desafiantes mesas de juego y las más modernas máquinas tragamonedas.

Las instalaciones, tanto internas como externas, alcanzan un total de ocho mil 600 m², que incluye el Atrium con sus tres mil 600 m² y el maravilloso Ballroom con dos mil 700 m². En el Ballroom los visitantes pueden dividirse en tres secciones separadas para la realización de eventos, su decoración refleja la belleza de los colores de Curaçao, destacando particularmente, sus llamativas lámparas de techo de conchas de nácar, hechas a mano.

Otras opciones que ofrece el hotel para realizar eventos son el Beach Club, en la playa, y el Rif Fort, un lugar histórico y legendario, designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Deleitarse con las vistas panorámicas del mar en estas locaciones, se convierte en un escenario deslumbrante para que cualquier reunión sea inolvidable.

El Renaissance Curaçao Resort & Casino brinda una experiencia de resort caribeño como ninguna otra, una vivencia que combina a la perfección un auténtico ambiente caribeño con un estilo europeo moderno y sofisticado. Los huéspedes podrán contar día y noche con la guía personal de los R Navigators del Renaissance, quienes lo transportaran a probar, degustar, saborear, ver y comprar lo mejor de todo lo que Curaçao puede ofrecer.

Entrada al Hotel, al fondo el Rif Fort