¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PARAGUAY TIERRAS

Ministerio urge a Senado tratar veto a ley de subsidios a campesinos

El ministro de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Baruja, urgió al Congreso paraguayo a tratar el veto presidencial a la ley de rehabilitación financiera campesina, que se encuentra estancado en el Legislativo, después de que cientos de labriegos abandonaran sus protestas frente al Parlamento.

Baruja indicó, según publicó la cartera en su página web, que es primordial para el Ejecutivo el tratamiento de la decisión del presidente, Horacio Cartes, quien vetó a finales de julio la ley aprobada en ambas Cámaras del Congreso apelando a que podría costar más de 3.000 millones de dólares al Estado.

"Esperemos que mañana el Senado pueda tratar el veto, en caso de que ellos obtengan los 23 votos, eso pasaría a la Cámara de Diputados que tiene que expedirse; si no poseen los 23 de votos, queda firme el veto del presidente, por lo cual esa ley ya no puede ser tratada por un año", explicó Baruja.

Hasta el momento, la indecisión de los legisladores a la hora de pronunciarse sobre el veto de Cartes imposibilitó su tratamiento en el Senado, donde los campesinos trataron de convencer hasta la semana pasada a al menos 23 legisladores para que rechazaran esa decisión del Gobierno.

Ante la demora en la decisión, los labriegos, que habían estado acampados frente al Congreso desde principios de julio y se habían manifestado por miles en el microcentro de Asunción como medida de presión, levantaron el campamento y volvieron a sus ciudades.

Sin embargo, según explicaron a Efe, esa iniciativa serviría para replantear la demanda y volver a la capital antes de la fecha máxima para el tratamiento del veto, el 4 de octubre.

Baruja señaló que una vez que se trate el veto presidencial a la ley y en función del resultado obtenido, el Gobierno volverá a hacer un llamado al diálogo con las organizaciones campesinas.

Los campesinos pidieron por más de 30 días la condonación de sus deudas contraídas con entidades públicas y privadas, que ellos calcularon que llegarían hasta los 34 millones de dólares y afectarían a unos 17.000 labriegos.

Se instalaron en una céntrica plaza de Asunción, entre el Congreso, la Comandancia de la Policía Nacional y la Catedral Metropolitana, a comienzos de julio, y allí se llegaron a concentrar miles de labriegos que se manifestaron y marcharon por las calles del microcentro capitalino a diario para expresar sus demandas.

Cargando