Sanamente

Santiago Rojas

23:00h - 23:59h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

cerrar
A.SAUDÍ SEGURIDAD

HRW acusa a Arabia Saudí de aislar una ciudad de mayoría chií

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció hoy la actuación de las fuerzas de seguridad saudíes al aislar la ciudad de mayoría chií de Al Awamiya, en la región de Al Qatif (este), en el marco de una operación contra un grupo armado opositor al Gobierno.

"Las fuerzas de seguridad saudíes deben proveer servicios esenciales a los residentes atrapados en Al Awamiya y asegurarse de que pueden moverse dentro y fuera de la localidad con seguridad", señaló la directora para Oriente Medio de HRW, Sara Leah Whitson.

Los residentes dijeron a la ONG que se han visto atrapados por las balas en la zona.

"Estaba haciendo la compra para el suhur (la última comida antes de que salga el sol en el mes de Ramadán) cuando comencé a escuchar disparos. Estaba en mi coche (...) conduciendo de vuelta a casa cuando las balas comenzaron a impactar contra el asfalto", afirmó Sami, vecino de la ciudad.

Sami, cuyo nombre real no se menciona por motivos de seguridad, es propietario de una tienda cercana al barrio de Al Musauara y denunció que las fuerzas de seguridad abren fuego en la zona "arbitrariamente" y que su tienda está "cubierta de agujeros de bala", según la ONG.

"Las autoridades saudíes deben inmediatamente comenzar a tomar las medidas pertinentes para permitir a la gente regresar a casa con seguridad, permitir a los negocios y a las clínicas reabrir y compensar a los residentes por los daños a la propiedad y la destrucción causada por las fuerzas de seguridad", dijo la responsable de HRW.

Por su parte, el gobernador de Al Qatif, Falah al Jaldi, aseguró hoy en una entrevista al diario saudí Al Hayat que están facilitando el proceso para que los habitantes de Al Awaniya regresen "en los próximos días" a sus viviendas, tras haber "aceptado" ser evacuados.

Según el titular, han proporcionado viviendas temporales fuera de la provincia a más de 300 familias que se vieron afectadas por el plan de demolición en el barrio de Al Musauara y los aledaños.

El Gobierno saudí quiere derribar el barrio porque dice que se ha convertido en una "base de terroristas", donde planifican y lanzan ataques contra las fuerzas de seguridad y civiles.

Esta región de mayoría chií fue en 2012 escenario de protestas y enfrentamientos protagonizados por la comunidad de ese credo, que se siente discriminada por las autoridades del país suní.