¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

DÍA INDÍGENAS

A. Latina requiere cambios profundos para respetar a indígenas, según Filac

Los países de América Latina y el Caribe requieren aún hacer cambios institucionales "profundos" para que el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas sea pleno y concuerde con la realidad de estos colectivos.

Así lo afirmó hoy el secretario técnico del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (Filac), el guatemalteco Álvaro Pop Ac, en su intervención en un evento en la Cancillería boliviana en La Paz por el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Pop señaló que en el mundo persisten "enormes brechas" entre el reconocimiento legal de los derechos de los pueblos indígenas con la realidad que enfrentan los mismos, "no sólo en términos de pobreza y carencias básicas, sino por no ser reconocidos como colectivos con sus costumbres y formas de vida propia".

"Esta es precisamente una de las principales tareas que enfrentamos en América Latina y el Caribe, realizar cambios institucionales profundos y adoptar políticas públicas que realmente estén a la altura de los derechos reconocidos y permitan abrir nuevos escenarios para la construcción de sociedades interculturales", sostuvo Pop, que pertenece a la etnia maya Quiché.

A su juicio, en las últimas décadas se han visto "nuevas formas de exclusión, de marginalidad, de vulnerabilidad de los pueblos indígenas y sus territorios".

Estas situaciones, agregó, son provocadas muchas veces por "ajustes estructurales", pero son también resultado de la "globalización económica, acuerdos comerciales y en especial modelos de corte extractivista que han encontrado en las comunidades un molesto obstáculo para sus negocios y enormes ganancias".

"En estos tiempos ha faltado el verdadero compromiso de las instituciones estatales para concretar los derechos de nuestros pueblos. En muchos casos se observa un doble discurso de compromiso verbal pero de inacción y, aún peor, violación de derechos en la práctica, que es la realidad de América Latina", agregó.

Pop destacó que aquellos países "que han construido mejores relaciones con sus pueblos originarios" en base al respeto y consideración mutua "han avanzado mucho en su desarrollo humano".

"En cambio, aquellos Estados que continúan rechazando los cambios no sólo no avanzan, sino que empeoran las condiciones de vida de sus habitantes", indicó.

Para Pop, los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) aprobados en 2015 deben verse como una "nueva oportunidad" para avanzar hacia el pleno respeto de los derechos de los pueblos indígenas, por lo que abogó por su inclusión "en todas las etapas" con miras a alcanzar estas metas.

Ratificó el compromiso del Filac para apoyar el "autodesarrollo" de los indígenas, así como en la construcción de relaciones paritarias entre los Estados y los pueblos originarios de la región.

También destacó a Bolivia como el país "que más ha avanzado" en el reconocimiento de los pueblos indígenas no sólo en cuanto a la aprobación de normas, "sino sobre todo generando un cambio cultural profundo en su sociedad que le ha permitido" colocar a estos sectores "en un sitial nunca antes visto en lugar alguno".

El coordinador del Sistema de Naciones Unidas en Bolivia, el colombiano Mauricio Ramírez Villegas, resaltó por su parte "los importantes avances" del país andino que están plasmados en su Constitución y otros compromisos asumidos por el Gobierno de Evo Morales para la inclusión de los pueblos indígenas.

La vicecanciller boliviana, Guadalupe Palomeque, recordó que su país ha elevado a rango de ley la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, reconocidos también en la Constitución vigente desde 2009 y en otra normas.

Destacó, además, la "participación política plena" de los indígenas en diferentes niveles del Estado, así como el "hito histórico" que supuso la llegada de Evo Morales, de la etnia aimara, a la Presidencia del país.

Cargando