¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ATLETISMO MUNDIALES

Hendricks reina en la pértiga, Lavilleníe sin oro por quinta vez

El estadounidense Sam Hendricks elevó a once su racha de victorias en 2017 para proclamarse campeón mundial de pértiga, mientras el plusmarquista mundial, el francés Renaud Lavillenie, fracasó por quinta vez en su asalto al título mundial y tuvo que conformarse con la medalla de bronce.

Hendricks, subcampeón olímpico en Río 2016, se impuso con una marca de 5,95 metros, seguido del polaco Piotr Lisek con 5,89, igual que el francés pero con menos nulos.

Lavillenie se ha labrado un historial brillante con la pértiga: plusmarquista mundial (6,16), campeón olímpico, mundial en pista cubierta, campeón de Europa, pero no había sido nunca campeón del mundo al aire libre, y eso que lo había intentado cuatro veces.

Bronce en Berlín 2009, bronce en Daegu 2011, plata en Moscú 2013 y bronce en Pekín 2015. La ocasión era pintiparada para enjugar ese déficit. El estadio de Londres le traía buenos recuerdos, porque aquí ganó el título olímpico hace cinco años, pero su trayectoria de la temporada indicaba que no lo iba a tener fácil.

El francés, que el año pasado en Río cedió su título olímpico al brasileño Thiago Braz -ausente aquí por baja forma- ha sido derrotado cinco veces este año por Sam Kendricks.

Lavillenie no se quitó el chándal hasta que el listón subió a los 5,65 metros, que superó a la primera.

Cuando Hendricks saltó 5,82 al primer intento obligó a los otros cuatro supervivientes, que habían marrado su tentativa, a dejarse las otras dos para 5,89. Los tres salieron airosos en esa altura, pero sólo el norteamericano pudo con los 5,95.

Lavillenie se dejó el último intento para acatar los 6,01, pero fracasó las tres veces.

Lesionado en un pie, Lavillenie tuvo que esperar a mayo para reanudar sus entrenamientos.

Kendricks estaba invicto en 2017 después de diez competiciones. Su última derrota se produjo el 3 de septiembre de 2016, cuando terminó tercero en la reunión de Berlín. En junio, en los nacionales de Sacramento, se convirtió en el cuarto estadounidense que superaba la barrera de los seis metros con una marca de 6,00.

Cargando