¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HONDURAS D.HUMANOS

La ONU insta a Honduras a aumentar la protección a defensores de D.Humanos

El secretario general adjunto de la ONU para los Derechos Humanos, Andrew Gilmour, instó hoy a Honduras a aumentar la protección de los defensores de derechos humanos en el país, que es considerado uno de los más peligrosos del mundo para las personas defensoras.

Tras concluir una visita de tres días a Honduras, Gilmour señaló en un comunicado "la necesidad primordial de aumentar la protección de los defensores de derechos humanos".

También expresó su preocupación por "la violencia que enfrentan con valentía los defensores de los derechos humanos", tras reunirse en Tegucigalpa con líderes de organizaciones no gubernamentales.

Los defensores de derechos humanos están desempeñando "un tremendo servicio para el futuro de Honduras a largo plazo y bajo ninguna circunstancia deben ser atacados, castigados o estigmatizados", enfatizó.

El funcionario de la ONU llegó el martes a Honduras, donde se reunió con altos funcionarios del Estado, representantes de la sociedad civil, miembros del cuerpo diplomático y trabajadores de la ONU hondureños.

Gilmour destacó el "trabajo esencial" que realiza la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) de la OEA y el Comisionado de los Derechos Humanos, y consideró que ambas instituciones son "alianzas claves" para la oficina de derechos humanos de la ONU.

"Estamos contentos de que el vínculo directo entre la corrupción y los abusos contra los derechos humanos se reconozca cada vez más, por ejemplo, cuando las concesiones por tierras o recursos naturales se conceden de manera irregular y sin consultar a las comunidades indígenas", apuntó.

Además, expresó su "beneplácito" por el fortalecimiento de la cooperación entre la Oficina del Alto Comisionado de la ONU, inaugurada en noviembre de 2016 en Tegucigalpa, y las instituciones del Estado hondureño.

Añadió que el objetivo de la oficina es "apoyar" al Gobierno hondureño a "ampliar la protección de los derechos humanos en un ambiente de seguridad altamente desafiante y en vista de las próximas elecciones".

En su visita a Honduras, Gilmour conoció sobre "la impunidad generalizada, los terribles niveles de violencia, el aumento de la militarización de la seguridad pública, el acceso restrictivo a la planificación familiar, así como un aumento alarmante del feminicidio y la violencia contra las mujeres", según el comunicado.

En sus reuniones, el experto destacó que abrir espacios para el diálogo, el acceso a la información y la participación significativa en la formulación de políticas son "elementos clave de una sociedad democrática".

Es por ello que exhortó a los funcionarios hondureños a ver a los defensores de derechos humanos "como aliados y agentes útiles de cambio".

Gilmour se pronunció en contra de "acudir a políticas penales severas para menores y abordajes del fenómeno criminal centrados únicamente en enfoques de seguridad".

"La inversión social y las opciones de rehabilitación tendrían muchas más probabilidades de abordar las raíces de la violencia en Honduras", acotó el funcionario de la ONU.

Cargando