¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Blogabunderías
Blogabunderias

Alcalde Peñalosa: estos son otros beneficios de cambiar taxímetros por 'app' de movilidad

Es valioso el proyecto bogotano de desahuciar a los taxímetros. Pero son muchos otros los beneficios, además de las tarifas, de copiar a plataformas como Uber.

En esta edición del podcast de PuntoDigital en Caracol Radio quise enfocarme en una muy buena noticia: la decisión del alcalde Peñalosa de inducir a los taxistas capitalinos a desmontar los taxímetros y usar una aplicación que permita al usuario saber cuánto le va a costar su servicio, según el kilometraje a recorrer y la congestión del tráfico en la zona

Es una muy buena noticia, repito. Que se extingan los manipulados y adulterados taxímetros será, para muchos de nosotros, un alivio. No tengo el dato, pero según los mismos líderes taxistas, existe una altísima tasa de taxímetros adulterado por toda la ciudad, los cuales son manipulados por apenas $30.000, según reveló Caracol Radio recientemente

Y para incentivar el cambio el alcalde les puso una zanahoria: aquellos taxistas que implementen la aplicación podrán cobrar una tarifa más alta. Algo que no será del todo bien recibido.

Pero algo es algo, porque los que decidimos no volver a usar un taxi, por culpa de los taxímetros adulterados, entre otras muchas razones, vemos con esperanza que tanto autoridades como taxistas por fin están reconociendo los beneficios de las apps de movilidad como Uber, Cabify, Mi Águila, etc.

Pero ojo: el cálculo de una tarifa que cambia según el recorrido y el tráfico no es lo más relevante a la hora de copiar a Uber. Quienes optan por este servicio 'ilegal' lo hacen por otras muchas razones, alcalde. Se las voy a listar:

 1. Servicio. Es muy raro encontrar un Uber o un Cabify grosero; que pregunte para dónde va uno; o que lo baje del carro. ¡Hasta la emisora del radio se puede pedir sin que lo miren feo o insulten!

2. Control de calidad. Los pasajeros de Uber, Cabify, Tappsi, etc., tenemos la opción de calificar al conductor y su servicio. Dado el caso de un abuso o una mala experiencia, denunciarlo a través de una mala calificación. ¡Y sirve de algo! Uber, por ejemplo, despide a conductores que sean denunciados por mal servicio. Punto. Si un taxista nos insulta (cosa que pasa a diario por montones), nos toca irnos a la casa con el madrazo al hombro. No hay nada que hacer.

3. Control de calidad. Y al revés, los conductores también pueden calificar a sus pasajeros y denunciar a aquellos abusadores, groseros o maltratadores, los cuales también son expulsados de la plataforma. ¡Ayudan a fomentar la cultura ciudadana y protegen a los conductores!

4. Trazabilidad financiera. ¿Sabe alcalde cuánto mueven los 53.000 taxistas (legales, los 'gemeleados' no sabemos) en dinero en efectivo en un año en Bogotá? Seis billones de pesos. Una montaña de plata sin control, monitoreo o impuestos. Nada. Las apps ayudan a controlar esto, con reportes, informes de comportamiento, trazabilidad para impuestos, etc.

6. Big data. Por pura curiosidad, alcalde, pídale a su Alto Consejero de las TIC que le organice una reunión con Uber para hablar de big data, de la tecnología y los datos que recogen en los millones de viajes que hacen al año. Se va a sorprender. Podrá ver mapas interactivos con información predictiva de las zonas más congestionadas de la ciudad, los lugares a donde más viajes se hacen, los nodos de movilidad, tiempos de desplazamiento, rutas, en fin, millones de datos con los que su secretaría de movilidad puede aprovechar para las estrategias de descongestión y tráfico que tanto necesita la ciudad. Eso hace las apps de movilidad.

7. Precio justo. A menos que uno coja un Uber en hora pico o en una zona donde hay mucha congestión, es decir, sin tarifa dinámica, el valor es justo por un buen nivel de servicio.

De nuevo, alcalde Peñalosa, lo felicito por la idea de cambiar taxímetros por apps de movilidad (aunque nos vaya a costar más a los bogotanos). Pero, si se da cuenta, comenzaron por el punto final de la problemática. La denominada 'transformación digital' es precisamente esto: apropiar tecnologías existentes que nos ayudan a servir o surtir mejor un proceso o servicio, de manera más eficiente, segura y dinámica. Y los taxistas necesitan urgente esa transformación. Así nos sigan amenazando con que tienen conductores ex paramilitares que van a asesinar a conductores o pasajeros de Uber; o que quemen carros de Uber; o que se amangualen con la Policía para perseguir a Uber, no podrán detener esta transformación digital.

Cargando