¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Carlos Baute desea tener otro hijo

El cantante ha revelado que su esposa Astrid Klinsans y él quieren darle cuanto antes un hermanito o hermanita a su hijo Markuss,

Carlos Baute /

Un año después de la llegada al mundo de su primer hijo en común, Carlos Baute y su esposa Astrid Klisans ya están tratando de darle un hermanito o hermanita al rey de la casa, según ha confirmado ahora el propio cantante.

"Hombre, claro, ya estamos en ello, que es una etapa muy divertida. Esta es la parte divertida, y ojalá que tengamos suerte", ha explicado el venezolano en una entrevista al portal Bekia, en la que ha hablado largo y tendido sobre cómo ha cambiado su vida desde que se convirtiera en padre junto a su mujer.

"Estoy enamorado de ese niño, es alucinante. Hoy mismo en la mañana... Pasamos la noche juntos porque yo llevaba cuatro o cinco días fuera de casa, y lo disfruto mucho: me da igual que me levante tres veces, que me despierte o tener estas ojeras que tengo. El amor que sientes es increíble. Ahora está malito del estómago y es terrible, tremendo lo que hace es niño, pero lo adoro. Lo amo con locura".

En la rapidez con la que el matrimonio se ha propuesto repetir experiencia en la paternidad habrá pesado, sin duda, el hecho de que su retoño no ha hecho más que solidificar su relación, ayudándoles a descubrir facetas del otro que, hasta ahora, desconocían.

"Yo lo disfruto mucho, y ayuda cuando estoy en casa a mi esposa, que es una madraza. Y chapó por ella, porque nunca me lo imaginé. Sabía con quién me casaba, pero no sabía cómo iba a actuar ella -o yo bueno- como madre, ¡porque no era madre!", asegura, antes de poner un ejemplo práctico de cómo le ha sorprendido la modelo en el último año.

"Yo me asustaba, porque ella es una mujer que le gustaba dormir mucho y ahora no duerme. Yo soy al revés, ahora estoy tan cansado... Yo me desvelo mucho, me despierto a las cinco de la madrugada con ideas locas de canciones o por trabajo. Y encima me encanta el café, que no es tan bueno, y me desvelo. Y ahora con el niño, él me desvela y lo único que quiero es dormir. Y ahora es ella quien no duerme, no sé cómo lo hace. Se invirtieron los papeles".

Cargando