¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL BRASIL

La Fiscalía brasileña pide apartar de sus cargos a toda la cúpula de la CBF

La Fiscalía brasileña pidió hoy apartar de sus cargos a toda la cúpula de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) por irregularidades cometidas en una asamblea general de la entidad celebrada el 23 de marzo.

El fiscal Rodrigo Terra interpretó que en la reunión fueron tratados asuntos de orden electoral sin la presencia de los clubes, lo que violaría la transparencia en la administración, y por ello pidió que las deliberaciones de la asamblea fueran anuladas.

Si la Justicia acepta la solicitud, el presidente de la CBF, Marco Polo del Nero, y los vicepresidentes, pueden perder sus cargos de forma cautelar, con lo que la entidad pasaría a estar intervenida judicialmente.

"La acción está dirigida y fue entregada a la Justicia con dos pedidos principales: el primero es la anulación de esta asamblea, para que las deliberaciones que ocurrieron en ella dejen de tener validez", aseguró Terra en declaraciones al portal UOL.

"El segundo es que los dirigentes, por haber violado el deber de transparencia en la administración de entidad deportiva, sufran la penalidad prevista en la ley, que es la destitución", agregó Terra.

En la asamblea general de marzo, participaron las 27 federaciones regionales que forman la CBF. Una de las modificaciones aprobadas fue reducir el poder de decisión de los clubes (los de la Serie A pasaron a tener 2 puntos por voto, y los de la Serie B, un punto). Por contra, cada voto de una federación vale 3.

En la práctica, esto significa que si los 20 clubes de la Serie A y los 20 de la B votan juntos, perderían en cualquier caso si las federaciones también están juntas, por 60 a 81.

Otro de los puntos aprobados en la asamblea es que apenas las federaciones pueden debatir sobre procesos electorales, dejando de lado los clubes.

También se mantuvieron los requisitos mínimos para presentarse a la presidencia de la CBF: se necesita el apoyo de al menos cinco clubes y ocho federaciones.

Todos los puntos fueron autorizados por Polo del Nero, aunque recibieron muchas críticas por parte de los clubes, que se sintieron apartados de los procesos relacionados con el futuro de la entidad.

Las investigaciones de la Fiscalía empezaron después de que el diputado federal Otávio Leite, instructor de la ley de responsabilidad fiscal en el fútbol brasileño, entrara con una acción contra la asamblea.

El presidente de la CBF, Marco Polo del Nero, de 76 años, está acusado de corrupción en los Estados Unidos por el FBI y es investigado por la FIFA y el Congreso brasileño por violaciones a códigos de ética y mala gestión.

Del Nero está impedido de viajar al exterior si no quiere ser detenido, como le ocurrió a su antecesor en el cargo, José Maria Marin, quien cumple actualmente prisión domiciliar en los Estados Unidos, a la espera de ser juzgado por corrupción y desvío de dinero.

Cargando