¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL ARTE

Un "burbujear de universos" presenta en Brasil el llamado "arte electrónico"

Un compendio del trabajo de 339 artistas extranjeros y 18 brasileños, reunidos en la exposición "El burbujear de universos", llega a Brasil para exhibir las creaciones del llamado "arte electrónico", en una muestra que reúne sonido, luces y la interacción entre el hombre y la tecnología.

Burbujas de jabón que surgen de bocinas, tapetes con sensores para acompañar la música, una nube que respira, colchones que hacen un sandwich con las personas, vestidos femeninos inspirados en la anatomía, videojuegos o un florero que sólo quiere mostrar su lado bonito, son algunas de las creaciones presentadas en Sao Paulo.

No obstante, en el arte electrónico "no existe una tendencia, es muy difícil señalar tendencias en un área que tiene una dinámica muy intensa y a lo largo de 18 años muchas cosas se transformaron en los medios tecnológicos y en las plataformas que surgieron", dijo a Efe la comisaria de la muestra, Paula Perissinotto.

"Uno no señala tendencias, lo que uno busca es mostrar las experiencias que fueron hechas en las plataformas más recientes, que no necesariamente son de alta tecnología, porque muchas buscan la integración de un sistema tecnológico con una experiencia sensorial", añadió.

La exposición inédita forma parte del 18 Festival Internacional de Lenguaje Electrónico (FILE), que se extenderá hasta el 3 de septiembre en el Centro Cultural de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP) con la comisaría de Perissinotto y Ricardo Barreto.

La selección de la obras, explicó Perissinotto, parte de una convocatoria internacional abierta durante tres meses en el año previo y las obras de esta edición se exhiben por primera vez al público, que luego podrá apreciarlas en otras ciudades por las que el FILE pasará, como Vitoria (Espírito Santo).

"El festival no selecciona por nacionalidad. Para nuestra curaduría no importa de dónde es el artista y sí el trabajo que tiene y cómo él dialoga con la propuesta del evento. Hay años con más expresión brasileña y años con menos", comentó la comisaria.

La exposición ocupa dos galerías, el centro de eventos y la fachada de la sede de la FIESP, la más influyente patronal de Brasil.

La obra "Black hole horizont", del alemán Thom Kubli y en la que enormes bocinas producen con sus ruidos burbujas para el deleite del público, se encarga de recibir a los visitantes, mientras que "Physical mind", del holandés Teun Vonk, llama la atención por la experiencia de su interacción con el público.

La propuesta de Vonk, una de las que más genera filas entre el público, consiste en dos colchones inflables que presionan a las personas y conjugan la sensación de miedo y después de tranquilidad, en la que el sandwich humano pasa a ser sentido como un abrazo.

Entre los 370 trabajos analizados por los comisarios, a Perissinotto le llamó la atención el origen de la obra "Perfect view" del canadiense Daniel Jolliffe y que surgió de un antiguo florero de su familia y que él, contrariando a su hermana que advirtió que podría romperse, se lo llevó a casa y lo quebró.

Jolliffe, entonces, puso el florero en una plataforma móvil, que detecta el movimiento de los observadores que intentan circundarlo y evita así mostrar el lado averiado, siempre dando su "mejor cara".

"Él (Jolliffe) creó una relación entre ese florero quebrado y el mundo que uno quiere ver de una forma perfecta", concluyó la comisaria.

Además de las obras, el FILE 2017 cuenta con visitas guiadas, talleres con especialistas, conferencias y proyecciones de trabajos audiovisuales.

Cargando