La Luciérnaga

Gustavo Gómez

16:00h - 19:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

De cómo el Erpac se tomó la justicia en el Meta

Hasta cabecillas como el fallecido alias Pijarvey logró beneficios de jueces en ese departamento.

Colprensa/Archivo

"Todo en el Tribunal del Meta estaba cuadrado", dice en una declaración a la Fiscalía un antiguo integrante del Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia.

Un grupo de jueces, asistentes de despacho, funcionarios del Inpec, de Medicina Legal y hasta magistrados aparecen enredados en este escándalo que tiene en el banquillo a la justicia del Meta.

Las decisiones a dos manos

La Fiscalía encontró luego de una inspección al computador del entonces magistrado Fausto Rubén Díaz proyectos de decisión que estaban para la firma pero de otro juez, Raúl Hernán Ardila y que advertían de beneficios a conocidos integrantes del Erpac.

En ese mismo computador, del magistrado Díaz, se encontraron otras decisiones de otros jueces con beneficios a más delincuentes, pero lo que sorprendió fue hallar documentos para la firma y con membrete de oficinas de abogados, como Nelson Enrique Torres, que precisamente defendían intereses de integrantes del Erpac.

Con todo ese material probatorio la Fiscalía sugirió que el negocio en el Tribunal del Meta estaba bien definido entre magistrados, jueces y abogados, el producto eran los beneficios judiciales y el cliente el Erpac.

Yo te postulo, tú decides

En las agendas y documentos que incautó la Fiscalía encontraron que magistrados como Joel Trejos y Fausto Díaz, fueron los encargados de promover los nombramientos por encargos de jueces que hoy están capturados, otras prófugas.

Los nombramientos ocurrieron aún con advertencias que provenían del mismo Tribunal y que señalaban a algunos jueces de estar involucrados en hechos de corrupción, sin que esto fuera un impedimento para continuar con los nombramientos.

Magistrados de la sala civil en el Meta como Alberto Romero le dijeron a la Fiscalía en diligencia de declaración, la inconveniencia de nombramientos como la juez, por encargo, Margarita Díaz Martínez, hoy prófuga de la justicia.

Las libertades se escriben en casa

La Fiscalía tiene pruebas que enredan a los tres magistrados: Fausto Rubén Díaz, Joel Darío Trejos y Alcibíades Vargas Bautista, en cuestionables decisiones acompañadas con advertencias de otras autoridades por falta de competencia o exceder sus funciones.

En las inspecciones a los computadores y a otros fallos de los mismos magistrados, los investigadores identificaron contradicciones de tipo jurídico en sus decisiones y casos engavetados por más de cuatro años. Pero de la redacción de los fallos que ahora se investigan, nadie responde.

“El magistrado Fausto… indicó no haber sido el autor del fallo de tutela sino su asisten Yolima Vaca… Ella no recordó si desarrollo este proyecto de fallo, buscó en su computador y tampoco halló evidencia de haber sido elaborado en su equipo”.

Para la Fiscalía es claro que los casos materia de investigación y que derivaron en descarados beneficios a reconocidos criminales, no fueron redactados en los computadores del Tribunal.

La juez prófuga

“Lo primero que preguntaba Margarita Díaz Martínez al llegar a los juzgados era qué condenados estaban solicitando subrogados (beneficios)”, leyó la Fiscalía en la audiencia para pedir cárcel en contra de los tres magistrados del Meta.

Margarita Díaz Martínez, ha sido en varias oportunidades juez por encargo y promovida, según la Fiscalía por el magistrado Joel Darío Trejos. En cada encargo se disparaban los beneficios a conocidos delincuentes, la mayoría del Erpac.

En contra de la juez la Fiscalía tiene varias interceptaciones telefónicas que la dejan en evidencia y en comunicación hasta con delincuentes que estaban por recibir alguna clase de beneficio, de su despacho.

La Fiscalía cuenta con audios donde la juez Margarita habla con absoluta propiedad con magistrados del Consejo Seccional de la Judicatura sobre nombramientos de jueces en esa zona del país y donde reconoce ser amiga de los magistrados ahora investigados.

Erpac el mejor cliente de la justicia en el Meta

Las decisiones que dejaron en la casa a conocidos delincuentes del Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia – Erpac , pasaron, según la Fiscalía, por las manos de los magistrados del Meta y cuando no, por los jueces y amigos de los magistrados, muchos ahora capturados.

Entre el listado de beneficiarios del Erpac está el cabecilla y fallecido Martín Díaz Farfán alias Pijarvey, Edison Guillermo Velásquez alias Farid, Daniel Doria Castillo alias Bacalao, Marbely Sofía Jiménez y Smit Bayardo alias Manopicha.

A todos les prometieron beneficios que en la mayoría de casos se cumplieron con detenciones domiciliarias o nulidades en los procesos, algunos se volaron de la casa por cárcel y fueron objeto de nuevas capturas u operativos que terminaron hasta en la muerte de los delincuentes.

La Fiscalía tiene registro de que todos en la “empresa criminal” conocían bien su papel y certificaban trabajo y estudio hasta con la compra de artesanías de mala calidad para soportar la redención de la pena y salir más rápido de la cárcel.

El abogado del maletín

Un capítulo especial en la investigación dejó la Fiscalía para describir el injustificado patrimonio económico que algunos magistrados como Fausto Rubén Díaz trataron de explicar a través de un familiar.

El magistrado Joel Darío Trejos tienen según la Fiscalía consignaciones bancarias sin justificar por 225 millones; el magistrado Alcibíades Vargas Bautista, consignaciones por 224 millones y Fausto Rubén por 927 millones.

Según las declaraciones recaudadas por la Fiscalía los magistrados utilizaban a intermediaros para hacer las exigencias de dinero, los investigadores tienen reseñado en los interrogatorios a Alejandro Carmona conocido con el alias del abogado del Maletín.