La Luciérnaga

Gustavo Gómez

16:00h - 19:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

GUYANA CÁRCELES

Trasladados varios presos que intentaron incendiar una cárcel en Guyana

Alrededor de 200 prisioneros, de un total de 1000, de la cárcel Lusignan, en la capital de Guyana, han sido trasladados a otra área de nueva construcción, después de los hechos acaecidos el pasado 14 cuando cerca de 500 presos de la prisión trataron de incendiarla.

Los encarcelados protestaron arrojando botellas incendiarias a las instalaciones, algunas de cuyas partes están construidas en madera, en incidentes en los que uno de ellos resultó herido de gravedad, para exigir su traslado a una mejor área del presidio.

El jefe del Cuerpo de Bomberos de Guyana, Marlon Gentle, señaló entonces que los presos prepararon cócteles molotov con combustible obtenido en un generador situado en un área de la prisión cercana a los reos.

Hoy el ministerio de Información Publica indicó en un comunicado que la nueva parte donde han sido recolocados comenzó a construirse tras el incendio de la prisión de Camp Street, otra cárcel también en Georgetown, el 9 de julio.

Entonces cinco reos lograron escapar tras asesinar a un guardia en la prisión, durante un incidente en el que los presos provocaron incendios en el presidio.

Según las autoridades de Guyana, el guardia Oding Wickham resultó muerto durante los incidentes del 9 de julio, mientras que otros seis funcionarios de la cárcel sufrieron heridas.

El director de prisiones del país suramericano, Gladwin Samuels, dijo hoy que la intención es, tras los primeros 200, llegar a trasladar a un total de 450 de un total de mil que hay en Lusignan.

Otros 300 podrían ser recolocados en otras cárceles del país.

La nueva zona, agregó, permitirá un mayor control de los prisioneros y permitirá separar a los reos más peligrosos de los menos, y con el tiempo se espera completar las instalaciones con un área de visitas y otras zonas nuevas.

Por otro lado, Samuels aseguró ser consciente de que muchos familiares de los presos tendrán ganas de saber cómo están y estarán "ansiosos por comunicarse con ellos", tras los hechos del pasado días 14.

Los presos han llevado a cabo los motines en protesta por las condiciones en las cárceles.